LA HUELGA, EN HUESCA

“Estamos encomendados solo a la suerte para evitar que pase una desgracia”

El colectivo oscense reivindica cinco nuevos juzgados en la provincia tras doblarse la carga máxima de trabajo

RUBÉN DARÍO NÚÑEZ Actualizada 19/02/2009 a las 07:16
0 Comentarios

“Necesitamos refuerzos porque trabajamos con herramientas del siglo XIX”. Este fue el desesperado mensaje que lanzó ayer Beatriz Muñoz, una de las jueces que secundaron la huelga para exigir a las Administraciones que doten de mejores medios humanos y materiales a la provincia de Huesca. Los manifestantes aseguraron que de los 19 magistrados que ejercen en el Alto Aragón, 12 participaron en el paro, dos acudieron a su puesto como cada día y los cinco restantes no se contabilizaron porque o bien estaban de permiso o bien sus plazas están vacantes.

Los jueces se concentraron a las puertas de la Audiencia para leer un manifiesto explicando los motivos de la movilización. Durante la lectura, un ciudadano, en silencio, desplegó frente a los magistrados un cartel de cartón con la leyenda “Si Mari Luz os viera”.

Santiago Serena, presidente de la Audiencia y portavoz del colectivo, reivindicó la creación de cuatro nuevos juzgados mixtos (dos en Huesca, uno en Barbastro y uno en Fraga) y de un segundo juzgado de lo Penal en la capital debido al incremento de asuntos “que se ha desbordado en los últimos meses por la nueva litigiosidad derivada de la situación de crisis económica”.

Prueba de ello, indicaron, es que los cuatro juzgados mixtos de Huesca registraron el año pasado más de 3.000 asuntos civiles, lo que supone duplicar el módulo máximo que recomienda el Consejo General del Poder Judicial.

Nuevo Palacio de Justicia


Con todo, Serena también hizo hincapié en que los tres nuevos órganos judiciales que piden para la capital oscense no se podrían implantar actualmente ya que las instalaciones judiciales (los juzgados del Coso Alto y la Audiencia de la calle de Moya) están completamente colmatadas “y de hecho el Contencioso, por ejemplo, está archivando papeles en la sala de vistas porque ya no tiene más espacio libre”. Por ello, urgió al Gobierno de Aragón a acelerar la construcción del nuevo Palacio de Justicia. “Todo depende de las prisas que tengan”, afirmó.

Por último, reconoció que los juzgados altoaragoneses han renovado sus medios informáticos “pero queda mucho camino por hacer para igualarnos con otras administraciones en las que las nuevas tecnologías muy desarrolladas y plenamente implantadas”.

1.100 ejecutorias pendientes


Especialmente grave es también la situación del único Juzgado de lo Penal de la provincia, que el año pasado tramitó 550 asuntos, cuando el límite que fija el CGPJ es de 450. “Estamos señalando juicios ya para septiembre porque no puedo dictar sentencias más rápido”, destacó Beatriz Muñoz, su titular, quien, sin embargo, denunció sobre todo la falta de medios informáticos para controlar “exhaustivamente” las 1.100 ejecutorias que tienen pendientes “porque ahora se hace todo a mano”.

La jueza aseguró que la acumulación de tareas es tal que “estamos encomendados únicamente a la suerte para evitar que pase una desgracia”. En este sentido, puso un ejemplo alarmante pero muy gráfico. “Si por esta falta de control, hubiera algún retraso en retirarle el carné a una persona que ha sido condenada por un delito de tráfico y luego mata a alguien en un accidente, podría ser un nuevo casi Mari Luz”, advirtió.

Serena y los demás jueces actuaron de maestros de ceremonias en la jornada de puertas abiertas convocada para mostrar ‘in situ’ las carencias con las que trabajan a diario aunque solo acudió a la visita una persona.




Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo