Elecciones generales

Los partidos no esperan variaciones sustanciales en CyL respecto al 20D

Salamanca, Segovia, Palencia y León se perfilan como los principales 'tableros' de la disputa electoral.

Efe. Valladolid Actualizada 23/06/2016 a las 12:43
Los dirigentes autonómicos del PP, Carlos Fernández (2i); PSOE, Luis Tudanca (2d); Unidos Podemos, Pablo Fernández (i), y Ciudadanos, Luis Fuentes (d),Efe. Nacho Gallego

Tras la ruptura del bipartidismo en las elecciones del pasado 20D en Castilla y León, con la irrupción de Ciudadanos y Podemos, los partidos no vislumbran variaciones sustanciales el próximo 26J, aunque la pérdida de un diputado por León y la coalición Unidos Podemos pueden mover apoyos.

Las encuestas y las sensaciones internas en los partidos apuntan a las provincias de Salamanca, Segovia y Palencia, además de la leonesa por pasar de cinco a cuatro diputados en juego, como los principales 'tableros' de la disputa electoral, que parte de unos resultados del 20D que dieron 17 parlamentarios al PP, nueve al PSOE, tres a Ciudadanos y tres a Podemos.

Estos resultados significaron una pérdida de más de 250.000 votos para el PP -16 puntos porcentuales- y más de 100.000 votos para el PSOE -6,7 puntos-, mientras que las dos nuevas fuerzas sumaron más de 450.000 votos, con 230.791 para Ciudadanos y 225.824 para Podemos, que ahora aspira a sumar los 68.464 que cosechó Unidad Popular-IU.

Con 31 diputados en juego, uno menos que el 20D por la pérdida de población de León, la provincia de Valladolid, con cinco representantes a repartir, y las de Burgos, León y Salamanca, con cuatro, son los principales escenarios de la contienda, ya que la distribución de escaños que prevé la Ley D'Hondt hace difícil que la tercera y cuarta fuerza política en votos puedan conseguir algún representante en el resto de provincias.

Sin embargo, la última encuesta del CIS plantea un escenario de entre 16 y 17 escaños para el PP, mientras que el PSOE bajaría a siete u ocho, lo que situaría más cerca de los socialistas a la coalición Unidos Podemos, con entre cinco y seis representantes, mientras que Ciudadanos sufriría la pérdida del diputado por León y oscilaría entre uno y dos diputados.

Los electores de Castilla y León han sido fieles al PP desde 1989, cuando estas siglas sustituyeron a las anteriores de Alianza Popular, y desde entonces los populares han estado por delante de los socialistas, que afrontan su situación más delicada por el auge de Unidos Podemos y Ciudadanos.

Para estas nuevas elecciones las candidaturas de los partidos han cambiado poco, con la exclusión del exdiputado del PP por Segovia Pedro Gómez de la Serna, quien protagonizó gran parte de la anterior campaña al pedirle su propio partido que renunciara a su puesto como número dos después de conocerse que la Justicia le investigaba como supuesto receptor de comisiones por lograr contratos a empresas en África y Latinoamérica.

En este caso por motivos personales, también renunció a mantenerse en la lista del PP por León el exvicealcalde de Madrid Manuel Cobo, mientras que repiten nombres ilustres como el expresidente del Congreso de los Diputados Jesús Posada, que concurre a sus octavas Elecciones Generales por la provincia de Soria; y el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, que ha 'aterrizado' en Palencia como cabeza de lista del PP.

Por su parte los socialistas han mantenido su apuesta de feminización al presentar nuevamente a más mujeres -cinco- como cabezas de lista que hombres -cuatro- en las circunscripciones de Castilla y León, con la exportavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados Soraya Rodríguez de nuevo en su provincia de origen, Valladolid.

En el caso de Ciudadanos y Podemos, representantes de ambos partidos coinciden en el perfil profesional y mayoritariamente joven de sus candidatos, más ahora que el 20D, cuando la nota discordante de esta media de edad era el expresidente de las Cortes de Castilla y León con las siglas del CDS Carlos Sánchez Reyes, de 76 años, quien encabezó la lista morada por Palencia y que en este caso ha sido relegado por el acuerdo de la coalición Unidos Podemos, que sitúa a Rocío Blanco, vinculada a IU.

El futuro de la minería del carbón, soluciones para la despoblación, la agricultura y la ganadería, la reindustrialización de la Comunidad y la anunciada reforma de la financiación autonómica son los principales temas de campaña en la Comunidad, aunque los temas de ámbito nacional como la situación en Cataluña, el paro y la corrupción se han impuesto al menos en la primera parte de la campaña electoral.

Al igual que ocurrió el pasado 20D, está por ver cómo influirá en la gobernabilidad de Castilla y León el resultado electoral que se produzca el próximo domingo, ya que el PP perdió la mayoría absoluta en las últimas autonómicas y, con la mitad de los procuradores del Parlamento autonómico, ahora necesita al menos la abstención de un procurador de la oposición para legislar.

Justo dos días después de las elecciones del 20D, Ciudadanos se abstuvo en la votación de los Presupuestos de la Comunidad para 2016, lo que sirvió para evidenciar que el acuerdo de investidura firmado con el PP seguía vigente.

Sin embargo, desde entonces los desencuentros y ataques del portavoz de C's en Castilla y León, Luis Fuentes, hacia el PP se han recrudecido especialmente por los casos de supuesta corrupción que afectan a algunos cargos y exaltos cargos de la Junta.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual