Juegos Olímpicos

Camponaraya (León) se vuelca para recibir a su medallista Lydia Valentín

La haltera recibe el reconocimiento de su localidad natal tras conseguir la medalla de bronce en Rio.

Efe. Camponaraya (León) Actualizada 18/08/2016 a las 19:39
La haltera berciana Lidia Valentín (c.d.), que acaba de lograr la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río, junto al alcalde de Camponaraya, Eduardo Morán (i.d.), durante el homenajeEfe/Ana F. Barredo

La plaza Mayor de la localidad berciana de Camponaraya (León), se quedó esta tarde pequeña para recibir a su medallista olímpica, la haltera Lydia Valentín, quien el pasado 12 de agosto consiguió la medalla de bronce en la categoría 75 kilos de Halterofilia en los Juegos Olímpicos de Río.

El recibimiento a la deportista, natural de este pueblo, comenzó con un acto institucional, en el que el alcalde, Eduardo Morán, destacó la impresionante trayectoria de Valentín y agradeció que haya llevado el nombre de su pueblo por el mundo.

"Era obligado hacer este recibimiento a Lydia. Siempre regresa a Camponaraya y ha llevado su nombre por todo el mundo. Este municipio está en deuda con Lydia", dijo el regidor, ante quien la deportista se mostró emocionada por el encuentro con sus vecinos.

El alcalde ha recordado la lesión que casi frustra su participación en los Juegos, pero la ha ensalzado por haber "forzado la máquina" para llevar la alegría a sus paisanos, que se reunieron mayoritariamente ante una pantalla gigante para animarla en la distancia.

"Agradezco a todos los que están aquí y a los que se han volcado conmigo", murmuró casi entre lágrimas la haltera, quien hace años abandonó su población para entrenarse a diario en Madrid y conseguir su sueño olímpico.

"El pasado día 12 sabía que el pueblo de Camponaraya me estaba apoyando, y eso me dio mucha más motivación, si cabe, para hacer una buena actuación. Estoy muy feliz por lo que he hecho y siempre me gusta celebrarlo en mi tierra", aseguró.

La deportista berciana trajo con ella su medalla de bronce, para que todos los convecinos tuvieran la oportunidad de verla de cerca.

Tras el breve acto institucional, en el salón de plenos del ayuntamiento, la haltera salió a la plaza, donde centenares de personas se agolpaban para poder mostrarle su cariño.

Los aplausos sonaron atronadores, mientras ella lloraba de emoción. Era el momento de dirigirse a los vecinos.

"Me he emocionado. Soy una persona que muy pocas veces me emociono y hoy lo estoy. Muchas gracias por seguir mi competición. Me gusta que la gente que me conoce me siga, mi pueblo", dijo entre aplausos.

También tuvo palabras de agradecimiento para su familia y su entrenador, entre otros.

La localidad le entregó también un ramo de flores, justo antes de que los ciudadanos comenzaran a acercarse a Lydia, muchos con la intención de llevarse algún autógrafo y poder fotografiarse con la medallista olímpica, y a poder ser, verla medalla de bronce, que ya está en tierras bercianas, y que supone la recompensa a una vida entera de trabajo y dedicación al deporte.

El alcalde terminó su intervención pidiendo a la deportista que, una vez que concluya su carrera deportiva, regrese a su localidad natal para seguir colaborando con su pueblo, donde es ya todo un ejemplo a seguir.

La fiesta siguió con la música de una orquesta, para festejar por todo lo alto que Lydia Valentín consiguió esa medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Río.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual