CD Numancia

Lago Junior se reencuentra con su pasado más emotivo

El exnumantino llegó a Soria procedente de Costa de Marfil como un fichaje de futuro, aunque no terminó de triunfar.

Actualizada 20/11/2015 a las 09:29
Lago Junior, durante el partido del Mirandés ante el Real Zaragoza este año.Cedida por el Diario de Burgos

En febrero de 2009, Lago Junior Wakalible aterrizó en Soria procedente de Abiyán. José Rojo Martín ‘Pacheta’, director deportivo del Numancia en esa etapa, lo fichó del Issia Wazi de la Primera división de Costa de Marfil como un refuerzo de futuro por su juventud, nacido en diciembre de 1990, y por las condiciones que apuntaba, un jugador rápido con gol. Un futbolista a pulir en el seno del equipo rojillo. El sábado regresa a Soria para medirse por primera vez al Numancia desde su marcha en 2013. Lo hará con el Mirandés y como su máximo goleador, seis tantos, y en una posición de privilegio, tercero en la clasificación de Segunda, con dos puntos más que el club soriano. "Estoy muy contento por el inicio de la temporada. Además, en Miranda estoy bien, es una ciudad como Soria, pequeña, y el club es familiar. Para mí la adaptación ha sido fácil", destaca Lago Junior en conversación telefónica desde Miranda de Ebro.

El delantero africano se presentó por primera vez en Soria en pleno invierno tras dejar su país con cerca de 40 grados. Ajeno a la cultura occidental, la adaptación a su nueva situación no resultó fácil. Avelino Hernández, uno de los referentes del club numantino en las categorías inferiores y en la Ciudad del Fútbol, se encargó de facilitarle el acceso a todo lo que en el continente africano le era ajeno, desde comer con cuchillo y tenedor ya que en Costa de Marfil lo hacía con las manos a familiarizarse con un idioma desconocido. "La adaptación no fue fácil; salí de casa como un niño y llegué a Soria con una cultura diferente dejando atrás a mi familia. Desconocía muchísimas cosas. Gracias a Avelino, que es como un padre para mí, todo fue más sencillo. Él me enseñó la cultura y lo que necesitaba para adaptarme", describe Lago, que dedica todos sus goles a su padre soriano: "Se lo merece por lo que me ha ayudado y estoy muy agradecido".

Al llegar, "una de las cosas que me marcaron fue el frío. Salir de África con 40 grados y presentarme en Soria con -5...", recuerda el delantero que debutó en abril de 2009 en Primera, en el Manzanares, ante el Atlético de Madrid. "Salí a l campo y en la primera jugada Perea me pisó y me sacó la bota izquierda. Estuve cinco minutos en la banda para poder ponérmela, los nervios me impedían atármela", señala. Esa temporada, Pacheta le hizo debutar en la recta final del campeonato. "Estoy muy agradecido a Pacheta, que bajó a África para ficharme. El Numancia apostó por mí. Me hizo un gran favor y siempre lo tendré en cuenta", subraya.

La adaptación al fútbol también le costó. "En África era mucho más físico, aquí es más técnico y lo que he intentado ha sido aprender en todos los sitios en los que he estado", comenta Lago, que en Soria no terminó de cumplir las expectativas generadas con su contratación. "En el Numancia no salió la cosa como quería", reconoce, pero esta certeza no resta emotividad a su vuelta. "Yo voy a ganar, como no puede ser de otra manera, pero si marco no lo celebraré. El club apostó por mí y es de agradecer, tengo muy buenos recuerdos con Víctor Martín, que me apoyó siempre, con toda la gente del club, al igual que la afición, que siempre me ha tratado muy bien. Será un partido especial", asume.

El Numancia cedió al africano al Eibar, Segunda B, en la temporada 2010-11, "fue una de mis mejores temporadas, estuvimos a punto de ascender y marqué nueve goles", reconoce, y regresó a Soria para jugar las dos siguiente, sin mucho éxito. En el curso 2013-14 se comprometió con el Nástic, equipo al que ayudó a ascender la campaña anterior, pero no siguió. "No llegué a un acuerdo para renovar. Esperaba ofertas y me llamó Carlos Terrazas. Me ofreció dos años y me explicó que el objetivo del club era ascender a Primera, algo muy importante para mí, además de acercarme a mi familia soriana", destaca.

Sobre el partido, Lago lo tiene muy claro. "No debemos dejar jugar al Numancia. Debemos apretarles arriba para que no estén cómodos y luego finalizar las ocasiones. En cada partido tenemos cuatro o cinco y tenemos que acertar. Les he visto varios partidos en casa (Oviedo, Nástic) y es muy buen equipo, no te deja jugar. No será fácil y aunque estamos a dos puntos de ellos, intentarán imponerse con su dominio y el control del balón", concluye Lago, sorprendido de la igualdad de la competición.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo