CD Numancia

Tres salidas consecutivas perdiendo

El Numancia ha descendido en la clasificación desde que le cuesta sumar puntos a domicilio.

Actualizada 26/11/2015 a las 10:28
Óscar Díaz conduce el balón durante el partido del pasado sábado ante el Mirandés en Los Pajaritos.Mario Tejedor

Desde el pasado 10 de octubre, el Numancia no puntúa en un desplazamiento. Lo certificó en Bilbao con un empate, el tercero seguido que firmaba en las salidas después de los conseguidos en Mallorca y Alcorcón. La campaña de viajes la inició en Girona con una victoria. A partir de ahí, no ha vuelto a ganar. Esa jornada se disputó en agosto. Luego, seco en victorias, y en las últimas salidas, seco en puntos.

Esta merma de puntos ha condicionado la trayectoria del equipo soriano, que ha reducido su cosecha más reciente a lo ganado en Los Pajaritos, con el problema añadido de que tampoco ha alcanzado todo el cupo de lo puesto en juego en su feudo. Ha empatado más que lo ganado, cuatro igualadas por tres victorias. Con esta premisa, no sumar lejos de Soria le debilita en la clasificación por lo que se encuentra a mitad de tabla, cerca de las posiciones de promoción, pero no a una distancia de seguridad con el peligro. Retorna a situaciones y posiciones conocidas en campañas precedentes. Esas que le valían para alejarse de la zona del descenso, pero que no le permitían engancharse con la promoción. Una victoria en los últimos siete partidos debilita cualquier intento de engancharse a la pelea por los puestos de jerarquía, tanto al ascenso como a la promoción. La situación de igualdad en la categoría, sin un dominador claro ni un grupo de equipos con la suficiente fortaleza para abrir un hueco en la tabla, posibilita que en cada jornada a disputar las opciones de mejorar o, todo lo contrario, adquieran gran relevancia. Con dos resultados favorables seguidos o dos derrotas, el panorama cambia totalmente.

El Numancia se ha sumergido en una dinámica peligrosa con un horizonte complicado hasta el final de año. Además de la salida a Almería, rival situado en puestos de descenso aunque con un potencial que le convierte en un enemigo complicado, se añaden los enfrentamientos con el Leganés, Zaragoza y Osasuna. Dos equipos situados en la zona media, uno por debajo de los numantinos con dos puntos menos en el caso del madrileño, y otro por delante con un punto más, en el del maño. Y el líder de la competición, el conjunto navarro en el último partido de 2015. Un buen termómetro para medir el estado del equipo antes del parón navideño.

A medida que se han ido completando estos resultados, el Numancia ha perdido presencia entre los mejores de la categoría. Este debilitamiento se ha notado desde el césped. Las lagunas de juego en varios enfrentamientos han motivado que no llegara a tiempo para recuperar lo perdido en el marcador. En algunas citas, sí ha encontrado el premio a su mejoría, pero no puede desperdiciar minutos de juego para después remontar y recuperar el camino cedido en ese periodo de tiempo. Huesca, Oviedo, Llagostera y Mirandés son los ejemplos más cercanos. Lo que en un principio podía entenderse como algo coyuntural, fruto de una jornada sin continuidad, se ha convertido en una señal preocupante de una manera de comportarse el equipo en las últimas citas.

Estas dejaciones no ayudan a dar el golpe de autoridad que el grupo necesita para regresar a la lucha por los puestos de privilegio. Las dos victorias seguidas que se ha buscado en alguna ocasión están limitadas a firmar la primera, circunstancia que no se certifica desde la lograda frente al Oviedo hace tres semanas. Tiempo más que suficiente para recuperar la sonrisa.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo