CD Numancia

La portería numantina, a cero nueve jornadas después

​El equipo de Arrasate recupera su versión más sólida en Albacete.

Actualizada 19/01/2016 a las 11:05
El Numancia hizo honor a sus favorables estadísticas en el Carlos Belmonte y logró su sexta victoria consecutiva en el campo del Albacete, en este caso por 0-2 tras mostrarse muy superior a un rival romo en ataque.

Mucho se ha hablado a lo largo de esta temporada de los problemas defensivos del CD Numancia. La fragilidad en este capítulo ha quedado puesta de manifiesto durante un elevado número de encuentros, plasmándose en la cifra de goles encajados y en la incapacidad para mantener la portería a cero. Y es este último aspecto un hecho muy relevante, no solo porque asegura al equipo que logra sellar su portería el fruto del empate, sino porque si además se cuenta con cierta fluidez ofensiva, como ha sido hasta el momento el caso numantino, finalmente llegan las victorias. Por eso, no es ninguna casualidad que en las dos últimas ocasiones que el Numancia no ha encajado gol, ha ganado.

El problema es que de un capítulo a otro de la historia que escribe el Numancia de Arrasate en esta campaña han pasado tres meses y nueve jornadas. Así, hay que remontarse al choque del 8 de noviembre del año pasado, cuando el cuadro rojillo recibió en Los Pajaritos al Real Oviedo, duelo que finalizó con marcador de 1-0 favorable para los de casa.

Claro que no siempre es necesario mantener la portería a cero para marcar, como sucedió hace dos jornadas en Lugo, con la victoria soriana por 2-3, pero no hay duda de que con aguas revueltas, resulta más complicado lograrlo.

Al final, por mucho que se reflexione en este sentido de la solidez defensiva, lo que importa son las victorias obtenidas, más allá de la forma realizada para lograrlas. Por eso, los tres puntos sumados ante el Albacete, son oro puro. Bien porque se logran además ante un rival directo de la zona baja de la clasificación, bien porque alejan al equipo notablemente de los puestos más calientes.

Pero volviendo al tema del cero a cero, y por dejarlo zanjado de momento, la importancia del hecho en sí trasciende más allá de un simple partido. No obstante, no hay que olvidar que Arrasate llevaba intentando frenar insistentemente jornada tras jornadas la fragilidad del equipo en esta materia. Para ello puso especial énfasis en la actitud de sus jugadores, en la presión, en los balones a la espalda de la zaga, a buen seguro que unos cuantos aspectos más, y cómo no, en los cambios de cromos. De hecho, la semana pasada el equipo se mostró especialmente implicado en este aspecto, pero un nuevo error en la recta final del choque ante al Alavés dio al traste con el trabajo, lo que enfadó notablemente al vizcaíno. Quizá el encuentro de Albacete sirva para reforzar la progresión en esta materia, que no obstante, deberá prolongarse en el tiempo para no volver a las andadas.

Por otra parte, los números, que tienen carácter de objetivos, siempre permiten acabar jugando con las cifras. Así, si es claramente perceptible la tónica descendente del equipo desde el inicio de temporada hasta ahora, no es menos cierto que de los encuentros disputados en este 2016, se han sumado dos victorias de tres encuentros. Lo cual, permite esbozar un nuevo cambio de tendencia pendiente de contraste y de pruebas de rendimiento. Pruebas que pasan ahora por mejorar en Los Pajaritos, donde la afición está ávida de puntos.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo