CD Numancia

Apurando trámites escasos de brillantez y lucidez

La derrota en Tarragona siembra dudas, pues tres de los equipos metidos en el pozo sumaron y ahora el abismo queda a 7 puntos

Bernat Díez Actualizada 28/03/2016 a las 17:39
Íñigo Pérez se lamenta en el Nou Estadi de Tarragona.Área 11

La última derrota en Tarragona invita a pensar en una paradoja bastante temible: el último tramo de la Liga Adelante se le está haciendo cuesta arriba a un Numancia que poco a poco se desploma en una cuesta abajo. Si antes el punto a punto valía para sumar a beneficio de los sorianos (por allá a mediados de la competición), ahora son los equipos metidos en descenso los que rascan progresiones de oro en su contra.

Durante la trigésimo primera jornada de liga del pasado fin de semana, Bilbao Athletic, Llagostera y Almería sumaron dos victorias (bilbaínos y gerundenses) y un empate (almerienses). El acecho del último, los cachorros, y el penúltimo, los de Palamós, no le causan tantos dolores de cabeza al Numancia de Arrasate, pues ambas entidades todavía están a 15 puntos y 11, respectivamente. Lo que sí que empieza a preocupar son las sumas del Almería y el Mallorca, cuarto por la cola y entidad que descansa justo debajo de los sorianos, respectivamente. ¿Significado de progresivos pasos? El punto logrado de los baleares aboga por una salvación más cara, en cuanto a puntos a alcanzar, y el punto de los almerienses deja el descenso a siete puntos para los sorianos. Ninguno ambos beneficia en absoluto a la tripulación rojilla. Se empezó la jornada a ocho puntos del averno y se afrontará la trigésimo segunda a un punto menos para caer al pozo.

En el Nou Estadi se vio un partido atractivo hasta que el Nàstic decidió dormirlo. Los locales empezaron bailando al Numancia mediante un toque rápido en la medular. Tejera, de más a menos, y Lobato operaron perfectamente. Posteriormente, el bloque soriano quiso tomarle el pulso a la contienda y no se arrugó ante un equipo que jugaba en casa y, que a priori, debía ofrecer más que su contrincante. Por dos motivos distintos. Porque se jugaba colocarse en zona de ascenso directo. Y porque en Tarragona no cede apenas nada: dos derrotas en 15 partidos disputados. Empezó a equilibrar la contienda el Numancia, al que le anularon un gol de Pablo Valcarce tras una rigurosa acción. Alberola Rojas interpretó que el saque de esquina que remató el canterano había salido fuera en una especie de parábola. Si a eso se le suma que el colegiado no vio tres penas máximas a favor del Numancia (un codazo a Alegría, una obstrucción a Concha y un empujón al mismo Valcarce), se puede decir que el Nàstic descafeinó con más dureza y leña en los últimos compases a un Numancia falto de exquisitez y fortuna, el gol que le sacaron a Nacho en la misma línea de gol suponía el 1-1. Arrasate que movió ficha demasiado tarde, dando entrada a la caballería (Julio Álvarez, Dalmau y Concha) para lograr un truncado empate. El míster, que acabó plantando una defensa de tres, un homenaje, sin querer, al fallecido inventor del ‘Dream Team’, logró un nuevo disgusto.

Pero la música de ‘El Exorcista’ sonó cuando Emana decidió sembrar miedo al tirar del carro. El camerunés avisó soltando un latigazo desde 25 metros al palo. Luego, apuntó mejor para colocar el definitivo 1-0. Y es que cuando un referente decide aparecer, poco queda por hacer más que santiguarse.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo