CD Numancia

El Numancia despide 2016, otro año tibio para su historia

Los resultados del equipo rojillo le han dado para moverse por la zona media-baja.

Actualizada 30/12/2016 a las 18:41
Los futbolistas del Numancia celebran un gol de Manu del Moral que dio la victoria a los rojillos en el último minutoLuis Ángel Tejedor

'''
Cerrada la competición de todo el año 2016, los números que el Numancia ha protagonizado le confirman como un equipo al que le cuesta ganar, suma 14 victorias en 44 partidos disputados entre Liga y Copa, y al que es complicado superar por sus adversarios, ha perdido 13 encuentros y ha empatado en 17. Una tendencia que se ha repetido en las últimas campañas y que se ha convertido en seña de distinción del equipo soriano independientemente de la identidad de los últimos inquilinos del banquillo. Las victorias se convierten en un bien escaso y muy necesario para terminar las campañas en la zona media y no sufrir mayores apuros, mientras que el empate es el más abultado de los registros estadísticos del equipo en el último lustro lo que incide en esas características de conjunto complicado para los rivales, difícil de meter mano y competitivo pese a todas sus limitaciones.

Dividido el año en dos partes de diferentes temporadas, la trayectoria de resultados demuestra el valor de Los Pajaritos a la hora de asegurarse un buen puñado de puntos. Tanto en el anterior ejercicio como en el presente, la carga que soporta el campo soriano le permite superar situaciones comprometidas, como la vivida en estas últimas semanas de 2016, para compensar la falta de resultados a domicilio. En todo el año, el grupo de Jagoba Arrasate solo ha ganado en tres salidas. La última la consiguió en Miranda de Ebro el pasado mes de abril. Las otras dos las firmó en Lugo en el primer partido de enero y la siguiente dos semanas después en uno de sus campos más propicios como visitante, el Carlos Belmonte de Albacete. Al margen de esos tres partidos ganados, las siguientes salidas han alternado el signo de la derrota y del empate, que puede convertirse en un resultado complementario para un buen marcador en casa, pero que se antoja escaso después del rumbo que ha marcado el equipo rojillo durante este periodo.

El Numancia se ha movido por la zona media-baja de la clasificación en la mayoría de las semanas de competición. Durante la última fase del pasado ejercicio, hasta antes del verano, alternó los puestos entre el duodécimo y el decimoquinto para finalizar en la décima posición la temporada 2015-16. Con la vista puesta siempre en la parte baja, no sufrió para asegurarse la permanencia, pero tampoco le alcanzó para luchar por los puestos de promoción, alejados siempre de todos sus intentos por engancharse a su lucha. En el presente curso, los problemas en el inicio de la temporada, ya que no ganó hasta la cuarta jornada, y la deriva de resultados con siete partidos seguidos sin una victoria, le han marcado una trayectoria más cercana cada fin de semana a los puestos de descenso que a lugares más tranquilos. Las tres últimas victorias en Los Pajaritos, de manera consecutiva, le han servido para aliviar un poco su situación y salvar sus reveses lejos de Soria, pues todavía no ha ganado en la presente temporada con lo que eso implica para la clasificación, y depende exclusivamente de un buen marcador en casa. La ausencia de resultados a domicilio le ha condenado en este tramo del año a moverse entre los últimos clasificados, una situación angustiosa alimentada también por los problemas que ha encontrado para sujetar marcadores favorables. Circunstancia que parece haber corregido en parte con las últimas victorias. 2016 lo despide como lo inició, ganando, aunque no sea fiel reflejo de su trayectoria.
'''
$(html_text)
'''Cerrada la competición de todo el año 2016, los números que el Numancia ha protagonizado le confirman como un equipo al que le cuesta ganar, suma 14 victorias en 44 partidos disputados entre Liga y Copa, y al que es complicado superar por sus adversarios, ha perdido 13 encuentros y ha empatado en 17. Una tendencia que se ha repetido en las últimas campañas y que se ha convertido en seña de distinción del equipo soriano independientemente de la identidad de los últimos inquilinos del banquillo. Las victorias se convierten en un bien escaso y muy necesario para terminar las campañas en la zona media y no sufrir mayores apuros, mientras que el empate es el más abultado de los registros estadísticos del equipo en el último lustro lo que incide en esas características de conjunto complicado para los rivales, difícil de meter mano y competitivo pese a todas sus limitaciones.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''Cerrada la competición de todo el año 2016, los números que el Numancia ha protagonizado le confirman como un equipo al que le cuesta ganar, suma 14 victorias en 44 partidos disputados entre Liga y Copa, y al que es complicado superar por sus adversarios, ha perdido 13 encuentros y ha empatado en 17. Una tendencia que se ha repetido en las últimas campañas y que se ha convertido en seña de distinción del equipo soriano independientemente de la identidad de los últimos inquilinos del banquillo. Las victorias se convierten en un bien escaso y muy necesario para terminar las campañas en la zona media y no sufrir mayores apuros, mientras que el empate es el más abultado de los registros estadísticos del equipo en el último lustro lo que incide en esas características de conjunto complicado para los rivales, difícil de meter mano y competitivo pese a todas sus limitaciones.
'''
$(html_text)
  




Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo