CD Numancia

El Numancia sigue en caída libre

El equipo de Jagoba Arrasate enlazó el domingo su octavo partido sin ganar tras caer ante el Girona

Actualizada 11/04/2017 a las 13:58
Íñigo Pérez pugna por un balón ante el delantero gerundense PortuMario Tejedor

El CD Numancia sigue en caída libre. El equipo de Jagoba Arrasate enlazó el domingo su octavo partido sin ganar tras caer por cero goles a dos ante el Girona FC del soriano Pablo Machín y registra su peor dinámica de la temporada cuando restan nueve jornadas para el final del calendario liguero y la zona de descenso se mantiene a cuatro puntos.

El equipo soriano fue una semana más víctima de sus carencias ofensivas ante un rival muy trabajado que se presentó en Los Pajaritos con mentalidad conservadora, dispuesto a madurar el partido y esperar sus opciones para romper así una dinámica de tres derrotas consecutivas que ha generado mucha incertidumbre en sus filas, poniendo en peligro el segundo puesto que da derecho al ascenso directo a Primera división.

El miedo a perder, de hecho, fue una constante durante los primeros 54 minutos que duró el empate a cero inicial. El encuentro comenzó con el Girona creando peligro tras una falta lateral que terminó con una gran volea Portu que obligó a Aitor a realizar una estirada felina para desviar su disparo por encima del larguero.

El menudo delantero del equipo catalán fue un verdadero quebradero de cabeza para la defensa rojilla formando dupla con Sandaza, poderoso en el juego aéreo y fiable de espaldas, todo lo contrario que el ataque soriano que encabezó Pablo Valcarce como refencia ofensiva con trabajo, pero sin acierto. Suyas fueron las mejores ocasiones del equipo de Arrasate en la primera mitad pero todas ellas, la mayoría en forma de disparo lejano, se perdieron por línea de fondo sin encontrar portería.

Aún así, pese a la falta de acierto de cara a gol, el Numancia trató de tú a tú al Girona durante los primeros 45 minutos. El conjunto rojillo apostó por la combinación para hacer frente al poderío físico de los catalanes -con línea de tres (enormes) centrales y carrileros largos- y lo consiguió por momentos. Los Íñigos, Galarreta y Pérez, enlazaron bien con Capilla en la mediapunta e intentaron superar a la zaga visitante, pero solo Nacho, de más a menos a lo largo del partido, y los citados intentos lejanos de Valcarce dieron sensación de peligro. Sí lo generó el Girona cada vez que se acercó al arco de Aitor. De nuevo Portu puso a prueba al guardameta rojillo tras terminar con un disparo raso una gran jugada individual de Sandaza que dribló con calidad a Orfila en la única acción reprochable para el central asturiano que regresó al once por la sanción de Carlos Gutiérrez y cumplió, pese al resultado.

La estrategia también fue un recurso bien aprovechado por el equipo gerundense que dispuso de dos remates de cabeza a saque de córner, primero de Olivas y más tarde de Juanpe, desviados por poco del arco rojillo.

En la segunda mitad llegaron las malas noticias para el Numancia . El equipo de Arrasate saltó al césped tras el paso por vestuarios falto de intensidad y el Girona aprovechó la situación. El soriano Pablo Machín, exentrenador rojillo durante las temporadas 2011-12 y 2012-13, dio entrada a Eloi Amagat por Granell, capitán por capitán, y su equipo mejoró desde el orden en el centro del campo.

Precisamente, en ese momento, llegó la acción que definiría el partido. Pere Pons robó en tres cuartos de campo y tras una gran conducción asistió a Portu que fue derribado por Casado cuando se disponía a colarse en el área. El resto fue mérito de Pedro Alcalá. El central -que hace dos temporadas ya firmó un doblete con el Llagostera- tomó carrera y fusiló la escuadra izquierda de la portería de Aitor Fernández, que sólo pudo admirar la potencia de su disparo.

El tanto rompió la parsimonia numantina. Arrasate miró al banquillo y recurrió a Dani Nieto para intentar la igualada; más tarde al canterano Binke, que debutó en Segunda por lesión de Mateu; y, por último, a Pedraza, pero al Numancia le costaba un mundo generar ocasiones. De hecho, hasta el minuto 83 no llegó el primer tiro entre los tres palos, obra precisamente de Pedraza que remató forzado, a las manos de Bono, un centro raso de Dani Nieto.

Con el tiempo cumplido el Girona sentenció el encuentro aprovechando que Aitor Fernández se aventuró a rematar un saque de esquina en vista del escaso acierto de sus compañeros de campo. Su tentativa fue contraproducente ya que el balón fue rechazado por la defensa catalana al borde del área grande donde Valcarce perdió el cuero y puso en bandeja el 0-2 a Alcalá, que cruzó el campo y marcó a placer su segunda diana, mismo registro goleador que acumula el Numancia en las últimas nueve jornadas.





Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo