Voleibol

Estreno de nivel para el Río Duero

Victoria por 3-1 en un encuentro en el que las incorporaciones celestes dejan un buen sabor de boca

Actualizada 17/10/2016 a las 17:37
Río Duero - Vecindario

Gran victoria y gran estreno por tanto del Río Duero ante Vecindario en el inicio de la Superliga masculina de voleibol por 3-1. Los sorianos tuvieron que rendir a un gran nivel para superar a un equipo que, tal y como cabía esperar por los refuerzos realizados, llegaba a Soria con un importante potencial que quedó patente sobre la cancha. Sin embargo, las incorporaciones de los celestes demostraron que pueden ayudar de forma importante a un equipo perfectamente compensado gracias a la calidad de los jugadores sorianos, con Sevillano, Salvador, Salas y Hernández a la cabeza.

De inicio se pudo comprobar que el encuentro no iba a ser sencillo. Sevillano había advertido en rueda de prensa de que los equipos se habían reforzado muy bien en esta campaña y Vecindario no era una excepción. Aunque el jugador más llamativo era Leandro, jugador de 2,17 m. de estatura, pese a ser el máximo anotador visitante, lo cierto es que no destacaba en apariencia como el arma más peligrosa de los insulares, que contaban con muchos centímetros en la red y buenos rematadores tanto por el centro, con Palacios y Dos Santos, muy combativos, como por las alas, especialmente con Valquintans. Con tanto potencial anotador, el saque soriano se iba a convertir en un factor clave para hacer daño a su rival y dificultar la labor de los atacantes canarios.

El primer parcial tuvo algunas fases de imprecisiones propias de inicio de campaña. Y como no podía ser de otra forma, la igualdad fue la tónica predominante del encuentro. Los sorianos no acababan de realizar en los primeros compases jugadas especialmente contundentes, pero en cambio ofrecían una eficiencia más que notable; una gran virtud. Así, el cuadro de Sevillano se cobraba las primeras ventajas que obligaban a los de Sánchez Jover a estar siempre remando contra corriente (11-8).

La recepción local también estaba pendiente de ajustes y los canarios aprovechaban sus bazas ofensivas para no quedarse descolgados. Con 20-16, los errores celestes se multiplicaron y el parcial de 0-4 hacía peligrar la primera manga en el momento psicológico del set (20-19). La presión estaba en el aire, primer partido, estreno ante la afición y partido vital para empezar con buen pie en una campaña que se presupone la más dura del lustro. Por si fuera poco, el calendario no es nada benigno, pero al equipo no le tembló el pulso, reaccionó y acabó cerrando el set con un gran remate de Sevillano, sin duda uno de los principales baluartes de los locales en el primer set (25-22).

De cara al segundo parcial, toque de atención: Si no se rinde al máximo, este año no se gana. Y así fue, Vecindario se mostró algo más entonado y por contra, los locales con el 5-4, atravesaron un momento de crisis que les puso por debajo en el electrónico (5-8). Por primera vez la ventaja era para el equipo amarillo y la situación fortaleció su confianza, mientras que el colocador francés Jean Oriol se encontraba con los primeros problemas para encontrar el camino del punto y la ventaja amenazaba con crecer (7-12).

Llegaron momentos mejores, una acción de Salas, un remate de Winkelmuller y una acción de Oriol que a la tercera logra sorprender a la defensa insular, permitieron equilibrar de nuevo la contienda (13-14).
No iba a ser suficiente, Sánchez, colocador canario, tenía varios filones ofensivos, y con Leandro, Valquintans y un efectivo Palacios por el centro, lograban perpetuar la ventaja, empatar el partido y cuestionar el bloqueo local (22-25).

Vuelta a empezar, partido nuevo y marcador igualado en todos los aspectos. Las dudas eran razonables, puesto que todavía no se había dejado ver de forma significativa el potencial de las nuevas incorporaciones ni tampoco algunas virtudes que se le presuponen a los sorianos como el rendimiento en el saque.

Pero no hubo que esperar mucho más, en la tercera manga el equipo recuperó lo ofrecido en el primer acto y lo mejoró. Salvador tiraba del carro y contaba con Winkelmuller que se ofrecía gustoso como desatascador. Por si fuera poco, Bernal lograba su primer punto directo de saque y la recepción canaria empezaba a pasar apuros. El resultado de todos estos aspectos desembocaban en un claro 25-19.
Faltaba cerrar el partido y los celestes aprovecharon la inercia para ofrecer un buen juego y sellar los tres puntos repitiendo el 25-19.

Ficha técnica:

Río Duero: Salvador, Sevillano, Bernal, Oriol, Winkelmuller, Salas y líbero, Álvaro Hernández. También jugó Álex Martínez.
Vecindario: Artiles, Palacios, Sánchez, Valquintans, Dos Santos, Leandro. También jugaron Rodríguez, Luca, Chao,

Parciales: 1-0, 25-22 (32’). 1-1, 22-25 (28’). 2-1, 25-19 (27’) y 3-1, 25-19 (26’).

Árbitros: Sabroso Moratilla y González Tabares.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual