CD Numancia

La asignatura pendiente de repetir victoria a domicilio

​El Numancia no gana un partido como visitante desde su primer viaje de la temporada a Girona. Acumula posteriormente tres empates y dos derrotas.

Actualizada 13/11/2015 a las 12:27
Numancia - OviedoMario Tejedor

Recuperado el signo de la victoria después de cuatro semanas sin sumar tres puntos en un partido, al Numancia se le presenta el reto de repetir como ganador en otro enfrentamiento como visitante, algo que no ha logrado desde el pasado mes de agosto cuando visitó al Girona en la segunda jornada de la competición. Durante el presente mes de noviembre, el conjunto soriano afronta dos salidas, Llagostera y Almería, y recibirá entre los dos desplazamientos al Mirandés. Tres citas que pueden complementar el buen resultado del pasado domingo para mantener el pulso competitivo en lo más alto de la clasificación. Trayectoria que ha marcado y mantenido el grupo de Jagoba Arrasate en el arranque de la temporada, pero que se ha visto interrumpida con la racha de cuatro encuentros consecutivos sin ganar. La victoria frente al Oviedo frenó la deriva desfavorable situando al Numancia, otra vez, a tiro de los puestos de promoción y de ascenso directo. Esta zona de la clasificación se mueve en un partido, tres puntos, y el baile es continuo. La igualdad imperante lo favorece.

En el primer cuarto de la competición, el equipo soriano ha firmado todos los resultados posibles en sus desplazamientos. Arrancó con una victoria en su estreno a domicilio, para acumular posteriormente tres empates y cerrar hasta el momento sus salidas con dos derrotas. Una evolución desfavorable, de más a menos a nivel estadístico, independientemente de los méritos acumulados para certificar sus resultados para bien o para mal. Aunque el dato más evidente de esta trayectoria es que uno de los peores encuentros de la campaña lo realizó en Huesca donde el conjunto rojillo perdió por dos goles, incapaz de marcar y de reaccionar tras situarse por detrás del marcador desperdiciando una oportunidad tan clara como el lanzamiento de una pena máxima lo que le hubiera valido meterse, al menos, en la lucha por el partido al situarse a un solo gol de la igualada y con tiempo por delante. Es la última imagen fija del equipo soriano en sus salidas y tiene la oportunidad de cambiarla en su próximo desplazamiento a Palamós para medirse al Llagostera. Es una asignatura pendiente desde agosto. Muy necesario para dar continuidad a la lucha por la zona alta.

Antes de las dos derrotas en Córdoba y Huesca, completó tres empates, Mallorca, Alcorcón y Bilbao, en los que demostró sus posibilidades de llevarse los choques y la dificultad para sus rivales de batirlo. Esa es una de sus mejores virtudes, como también ocurrió en las dos últimas citas en Los Pajaritos, Nástic y Oviedo, donde únicamente se vio igualado por los catalanes gracias a un penalti a última hora. El equipo ovetense, por su parte, dispuso de dos ocasiones claras para adelantarse en el marcador, pero no acertó, algo que también le sucedió al grupo de Arrasate, que en una de las acciones del partido dispuso de tres remates seguidos y no superó al portero asturiano Esteban, el mejor de su equipo el pasado domingo. Las dificultades para ganar son evidentes por la reducción en el apartado anotador, circunstancia que le ha lastrado en las últimas semanas y lo que le ha llevado a perder posiciones. Con el gol de Álex Alegría frente al Oviedo, el Numancia volvió a ver puerta después de la cita en Huesca y le permitió sumar los tres puntos. Frente al Nástic y al Córdoba, tres tantos, solo le valieron para acumular uno.

El Llagostera, en descenso

La salida del próximo domingo puede romper una racha de cinco desplazamientos sin ganar. Además de las dos derrotas, los tres empates, unidos a los resultados de casa en los que tampoco ha conseguido imponerse con claridad, tres victorias y tres empates, ha llevado al Numancia a verse inmerso en la pérdida de los puestos de promoción y repetir la situación vivida en campañas precedentes en las que no le alcanzaba para agarrarse a esa lucha. Con tantos empates, seis, la mitad de lo jugado, necesita afianzar esas opciones con más puntos, lo que equivale a la media inglesa: ganar en casa y empatar fuera. A partir de esa posibilidad, el equipo puede crecer en la dirección marcada desde el comienzo de la temporada.

El Llagostera ocupa una de las posiciones de descenso y sus tres últimas citas las ha perdido (Alcorcón, Ponferradina y Bilbao Athletic). En su feudo o gana, tres partidos (Alavés, Elche y Valladolid), o pierde (Osasuna, Tenerife y Ponferradina). No tiene término medio puesto que solo ha conseguido cerrar uno de sus encuentros con empate, el que firmó en el derbi regional con el Girona. El Numancia afronta este reto de volver a ganar lejos de Soria frente a un rival en cuesta abajo y en plena crisis de resultados. Tras ganar en casa, el grupo de Arrasate recupera la sonrisa y la oportunidad de enganchar dos victorias consecutivas.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual