Agraria

La venta de tractores y cosechadoras se estanca

​Aumenta un 63% desde 2006, pero los agricultores se muestran precavidos por la escasa rentabilidad del sector.

S.I.Belled 17/04/2016 a las 06:00
Un tractor en tierras sorianasHeraldo

La venta de maquinaria agrícola en Soria se ha estancando en los últimos años, aunque "tirando a la baja", a pesar de que desde el año 2006 el parque de nuevos vehículos habría aumentado en un 62% (de 198 a 322) y el general, el conjunto de vehículos con uso efectivo, en torno a un 16% en el mismo periodo (de 7.802 a 8.090). Según los datos facilitados por el Registro Oficial de Maquinaria Agrícola del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente, hasta marzo se han registrado en la provincia un total de 75 altas, lo que supone un aumento de dos máquinas respecto al mismo mes del año anterior y 32 en relación a los vendidas en los 10 años previos.

"La venta ha ido ligeramente hacia abajo en los últimos cursos, pero con cierta estabilidad", advierte Raúl García, responsable de ventas de Agromecánica Soria, en Almazán. Una estabilidad que se entiende dentro de las subidas y bajadas en la compraventa de maquinaria propia de este sector. "Es estacional", advierte el experto, "como los dientes de una sierra".

En los últimos diez años las ventas de maquinaria agrícola han ido menguando en la provincia, sobre todo desde 2011, cuando se produjo el pico más alto desde 2006, con 434 máquinas. En cuanto a los tractores, durante el año 2015 se mantuvo la misma cifra de venta que el año anterior, 77 vehículos. Fueron 129 en 2007, casi la mitad de todo el parque nuevo que se sumó ese año (273), mientras que el año pasado fueron los aperos los que supusieron un 60% de la venta total (322). En relación a las cosechadoras de cereal, fueron 14 en el 2015 y 16 un año antes. El cómputo global, no obstante, ascendió en 2014 a 35, teniendo en cuenta más de una quincena de máquinas propias para la vendimia que se vendieron ese año. De media un tractor suele costar en torno a 110.000 euros y una cosechadora unos 170.000 euros.

Así, y aunque la "reticencia a comprar" de la que hablan los concesionarios se ha hecho evidente dada la escasa rentabilidad del campo que se ha dado hasta la fecha, "la realidad es que se compra porque al final es una herramienta de trabajo".

Es más, aunque "es cierto que si no se puede comprar se tira de arreglar máquinas más viejas", hasta el momento se han vendido en este año 75, entre las que destacan 10 tractores y 58 aperos arrastrados o suspendidos (preparación de suelos, equipos de siembra, tratamiento, fertilizantes o recolección). Fueron en total 43 hace diez años, con 14 tractores vendidos y 25 aperos en los mismos tres primeros meses. A ello se suma que, según explica César Archilla, gerente de Cidiana Motor, el parque soriano es "relativamente nuevo". Son 7.200 tractores y 890 cosechadoras de cereal en 2015, frente a 6.944 tractores y 858 cosechadoras en 2006.

El parque soriano, no obstante, se ha trasformado en los últimos años. "Se venden menos pero de más caballos", advierte Archilla. Así pues, se habría pasado "de los 180 cv de media a los 220 cv". A pesar, eso sí, de que la potencia media en Soria que asegura el Magrama es de unos 188 cv, de modo que la provincia es la que compra los tractores más potentes frente a León, que con 126 cv de media es la que menos.

La venta de tractores, en su caso, supone en el sector agrícola un termómetro más o menos fiable de "cómo anda el campo", tanto que la caída de cerca del 6% de las ventas en Castilla y León respecto a 2014 (de 1.293 a 1.372) ha puesto en alerta a los agricultores de la región. Más aún teniendo en cuenta que a nivel nacional no solo no ha disminuido, si no que ya subieron las ventas en 2014 y de nuevo un 6% en 2015. Bien es verdad que hay que tener en cuenta las características dispares de los terrenos y labores de labranza características de cada zona, que hace que se utilicen unas máquinas específicas. En Castilla y León, y más en Soria, se precisa un tractor más grande y potente, que requiere una inversión mayor que en otras zonas donde priman máquinas "estrechas". Hay que tener en cuenta que muchas veces "hay más tierra que cultivar para conseguir un beneficio igual a otras zonas", explica Archilla. Es decir, hacen falta máquinas más potentes que acumularán a lo largo de su vida útil un volumen de horas de trabajo alto o a las que se les exigirá un requerimiento mayor. De hecho, el 55% de los tractores nuevos comprados en la región en 2015 superaban los 150 cv de potencia, frente a un 19% del cómputo nacional. La media, es más, la posee esta Comunidad Autónoma con 158 cv, mientras que la media nacional está en 115 cv.

A todo ello habría que añadir los cambios de titularidad de tractores usados y cosechadoras. En Castilla y León,según los datos aportados por el Magrama, hubo hasta 3.379 cambios en tractores, de los que 1.941 tenían más de 20 años, 905 sumaban entre 11 y 20 y 532 contaban con menos de diez. En cuanto a las recolectoras se vendieron entre agricultores 240 de segunda mano y un total de 1.495 remolques. Respecto a estos últimos, se adquirieron nuevos 52.

Bien hay que advertir sobre los datos aportados por la administración, en cuyo informe anual destaca que no es fácil ofrecer una radiografía completa del parque de maquinaria agrícola. Las cifras oficiales son, pues, una aproximación, ya que los datos provinciales reflejan en muchos casos maquinarias que están inservibles en la explotación o cuya baja no se ha notificado. Solo los equipos de tratamiento fitosanitario y abonadoras, al ser de inscripción obligatoria, ofrecen un porcentaje real, mientras que se estima que en cuanto a maquinaria para trabajo de suelo se alcanza un 20% del total y un 60% en maquinaria de recolección de foraje.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo