Agraria

Rendimiento (previsto) de récord

​El último Boletín de Predicción de Cosecha establece unos resultados de trigo y cebada elevados en la toda la región.

S.I.B. 05/06/2016 a las 06:00
Campo de cereal en la provinciaMariano Castejón

La predicción es clara, y ya hace semanas que se deja entrever tanto entre las estimaciones más asépticas, esas que toman los números como referencia, como para los que pisan la tierra día tras día. Incluso en el peor de los escenarios, la simulación avanza una producción de 3,34 millones de toneladas de trigo en la región y 2,63 millones de cebada. De ellas, 373.739 toneladas corresponderían a las obtenidas de los campos de trigo en la provincia y otras 302.195 de cebada, según especifica el último Boletín de Predicción de Cosecha elaborado por el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl).

La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, ya apuntaba hace días a una "muy buena cosecha" de cereales en 2016 que, según reconoció, podría ser "histórica". El vaticinio, cuyo cálculo se basa en los datos facilitados en los avances del mes de enero del servicio de Estadística de la Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, quedaría en cualquier caso relegado a la casuística climatológica de las próximas semanas.

La prudencia es una constante y son muchos los que, como afirmó el presidente de Asaja de Castilla y León, Donaciano Dujo, en Soria a mediados de mayo, aconsejan a los agricultores de la región que suscriban seguro de pedrisco e incendio para salvaguardar la realidad de la producción, "una herramienta más de la explotación para garantizar la rentabilidad de la cosecha". En este sentido, el seguro de cultivos herbáceos extensivos, que hasta finales de mayo sumaba en Soria una producción de 632.643 toneladas y 115 millones de euros, cuenta este año con importantes novedades, como un incremento medio del 8% en el rendimiento zonal para cereal de invierno, girasol y colza; la posibilidad de fraccionar el pago de la prima del seguro en dos veces y una rebaja de tarifas para cereal de invierno y girasol. Además, puede contratarse este seguro para cereales de invierno hasta el 15 de junio, y para los cereales de primavera el periodo se prolonga hasta el próximo 31 de julio.

No sería en este caso toda una sorpresa que las granizadas echasen a perder la producción o parte de esta bien entrado el verano, como ya ocurriera, sin ir más lejos, en junio del año pasado.

A ello se une, como avisan muchos de los implicados, el hecho de que los precios del cereal sigan por los suelos sin previsión de mejora por el momento. En concreto, los precios del trigo duro cayeron un 16,28% en los mercados mayoristas durante la semana comprendida entre el 23 y el 27 de mayo, según los datos difundidos por la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (Accoe).

El maíz fue el único cereal que registró una subida de cotizaciones, con 173,82 euros/tonelada (+0,59%). El trigo blando cotizó a 168,76 euros (-0,21%); el trigo duro a 188,5 euros (-16,28%); la cebada a 163,24 euros (-0,9%) y la cebada de malta a 173 euros/tonelada (estable). Desde enero de 2016, los precios han registrado los siguientes descensos: trigo blando (-8,25%); maíz (-1,34%); cebada (-8,74%) y trigo duro (-26,08%).

Como agua de mayo

Tal y como apunta el boletín, los chubascos generalizados de la primera mitad de mayo han provocado que el rendimiento esperado de los cultivos se vea incrementado con respecto a las informaciones anteriores, que ya incluían una previsión de las lluvias ocurridas entre principios y mediados de mayo. Esta mejora, aunque generalizada en toda la Comunidad, es especialmente visible en el oeste y suroeste. En el caso de Soria, junto a Burgos, "donde la precipitación no ha llegado a la cuarta parte de lo habitual", el rendimiento esperado se mantiene "elevado".

No obstante, como es habitual, las condiciones meteorológicas no han sido favorables para todas las parcelas. Así, hay zonas en la provincia en las que las lluvias han sido mucho más intensas o se ha registrado un volumen de agua mayor, del que la tierra no ha podido hacerse cargo. Hasta final de mayo se recogieron en Soria 150 litros por metros cuadrado, lo que supone un 10% más de la media acumulada de entre 1981 y 2010.

El volumen de agua, sumado a un aumento de la temperatura atípico entre marzo y abril, ha hecho además que aparezcan los primeros hongos, tanto en cebada como en trigo, lo que con un cereal ya crecido, el tratamiento podría afectar a los kilos que puedan recogerse al término de la campaña.

Así las cosas, el desarrollo de los cultivos en secano sigue siendo "excepcionalmente bueno", según dicho boletín, y permite ser optimista en lo que a rendimientos se refiere, tanto para trigo (17% en Soria y 19% en la región) como para cebada (19 % y 24%). Aun en los escenarios futuros moderadamente secos, las previsiones son sustancialmente mejores que en condiciones medias. El agua, no obstante, no vendría mal para paliar un posible asurado del cereal, si las altas temperaturas aumentan en poco tiempo. Ello siempre que las tormentas y el granizo, que el pasado fin de semana se dejó sentir por la zona de San Esteban, respeten el campo.

Con todo ello, los datos apuntan a que los rendimientos de 2016 pueden acercarse a los históricos de 2008. Además, ese progresivo ascenso de las temperaturas que fue fatídico con las intensas lluvias, debería ahora facilitar la floración y el desarrollo de los frutos sin riesgos.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual