Ganadería

Los ganaderos, 'en jaque' por el lobo

Las organizaciones agrarias exigen mayor control de las manadas y piden autorización para batidas.

El ganadero visontino, Antonio Medrano, volvió a sufrir un ataque de lobos a su rebaño hace unos díasLuis Ángel Tejedor

El último ataque de los lobos a un rebaño de ovejas en Herreros ha vuelto a poner ‘en jaque’ al sector ganadero contra Medio Ambiente, ya que considera que el plan de gestión de este animal no está teniendo los resultados esperados, ni para la conservación del lobo ni para la protección al ganado. Las organizaciones agrarias sorianas exigen de una vez por todas un mayor control de las manadas mediante batidas autorizadas. No quieren indemnizaciones compensatorias; quieren que no se produzcan más sucesos de este tipo. El Servicio Territorial de Medio Ambiente tiene contabilizados cuatro ataques durante el año pasado, y el primero de 2017 el de hace unos días en Herreros.

"El lobo no es compatible con la actividad ganadera, y empezar a discutir sobre ello es darle vueltas a algo que no tiene sentido. Queremos que se controle la población del lobo, que es lo que no se está haciendo. Porque insistimos en que el lobo y la ganadería son incompatibles". Así de contundente se mostró el gerente de la organización agraria Asaja Soria, Juan Francisco Barcones, en relación al último ataque registrado en la provincia, en las inmediaciones del embalse de la Cuerda del Pozo en término municipal de Herreros, tras el que el ganadero perdió cuatro ovejas. "Lo que está claro es que el Plan de Gestión del Lobo que ha puesto en marcha la Junta no funciona. Lo estamos viendo en provincias como Ávila o Zamora donde se están produciendo ataques todos los días. Los ganaderos están aburridos con el lobo", añade Barcones.

Además, llama a la reflexión. "Esta provincia tiene muchas expectativas en la micología, el turismo y la gastronomía, donde hay un potencial muy importante de negocio, de modo que si se produce una expansión del lobo como ha ocurrido con Ávila o Zamora, no sólo perjudica al ganadero, sino también al sector del turismo". Asegura que en esas dos provincias los ataques "empezaron de forma puntual, como viene ocurriendo en Soria, luego más habitual y han terminado como han terminado". Por eso, desde Asaja Soria exige más control de este animal.

También la Alianza en Soria reconoce que la situación empieza a ser "insostenible" y lamenta que la Junta defienda más al lobo que al sector ganadero. Esta semana, a través de nota de prensa, puso "el grito en el cielo ante los ataques de lobos que vienen sufriendo los ganaderos de extensivo de nuestra provincia y la indefensión que estos sufren frente a la Administración regional que claramente está apostando por contribuir a la proliferación de este cánido".

Para esta agrupación "ya va siendo hora que la Dirección General de Medio Ambiente de la Junta sea consciente de la incompatibilidad que existe entre la proliferación del lobo y la ganadería extensiva, que vive y se alimenta de los pastos que se generan en la naturaleza y para ello necesita del pastoreo por los montes, como se ha puesto de manifiesto en provincias y comunidades limítrofes como la de La Rioja, donde se está llevando a cabo "un modelo de indemnización al ganadero ágil y rápido", pero sin embargo "el incremento de ataques de estos animales ha crecido de una forma alarmante", lo que demuestra que "es necesario llevar a cabo una gestión cinegética del lobo mucho más ambiciosa y certera aumentando el número de sacrificios".

La Alianza denuncia que "de los últimos abatimientos de lobos al norte del Duero se ha puesto de manifiesto que estos cánidos no son puros, por lo que desde la Administración no se está apostando por la conservación de la especie pura del lobo ibérico".

En este sentido la Alianza UPA-COAG exige "una gestión del lobo mucho más estricta, aumentando considerablemente el número de abatimientos, que está llevando a la desesperación y a abandono de su actividad a los ganaderos extensivos de la provincia y de la Comunidad".

Cuatro ataques en 2016

El Servicio Territorial de Medio Ambiente tiene constancia de cuatro ataques en los que se ha ratificado que han sido por lobos. El primero fue el 11 de agosto en Montenegro de Cameros. Después, el 26 de octubre en Molinos de Duero tres reses resultaron muertas. El 11 de noviembre un ternero resultó muerto, si bien los agentes medioambientales indicaron que se desconoce la especie, aunque bien podría ser por lobo dada la proximidad en tiempo con el anterior suceso. Y el 23 de noviembre nuevamente en Molinos de Duero otra ternera resultó muerta.

Además, se han contabilizado dos avistamientos de lobo en abril y junio y vestigios por excrementos en San Pedro y Barcebalejo.

Según el último inventario del Servicio Territorial en Soria se han registrado cuatro manadas, dos de ellas cohabitan entre la provincia y La Rioja en toda la zona de Cameros; otra en Pinares, con Burgos; y la cuarta en la zona de El Burgo de Osma que limita con Segovia.

El jefe del Servicio Territorial de Medio Ambiente, José Antonio Lucas, señala, de acuerdo con el Decreto 11/2016 sobre el Plan de Gestión del Lobo, que la Dirección General de Medio Natural puede autorizar controles "ante situaciones de graves daños. Ahora hay que exponer el problema con el último ataque para ver posibles soluciones, intentando mantener la especie a unos niveles razonables y que la Administración sea capaz de indemnizar por los daños, y que al mismo tiempo todos estén de acuerdo, agricultores, ganaderos, grupos ecologistas y sociedad en general. Es difícil equilibrar las posturas", añade Lucas.

Reconoce que "el lobo está avanzando, pero que sea sostenible es duda todavía". Y recuerda que "ahora no hay cupos pero en años anteriores a la publicación del Plan de Gestión había tres cupos al año y no hemos sido capaces de abatir lobos porque es una especie difícil de seguir. Lo malo es que justo que ahora no se autorizan las batidas hay ataques". En cuanto a los animales, Lucas señala que "no está comprobado que se estén cruzando con perros salvajes, pero lo que sí que es cierto es que hay grupos de perros asilvestrados abandonados en el monte".





Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo