Agraria

La producción de girasol crece un 30% esta campaña frente a la media de diez años atrás

​Aunque las lluvias han paralizado los trabajos cuando apenas se había cosechado un 20%, el Servicio Territorial de Agricultura registra 1.348 kilos por hectárea.

Campo de girasoles de la provincia de Soria en veranoLuis Ángel Tejedor

Parado de momento se encuentra el campo por las lluvias de los últimos días que están impidiendo a los agricultores cosechar el girasol. Las tareas empezaron según lo previsto, para comienzos de este mes y se esperaba estar a pleno rendimiento para el puente del Pilar, pero hasta la fecha apenas se había recogido un 20 ó un 30% "como mucho" de toda la producción hasta que se secara la tierra, según explica José Ignacio Marcos, técnico de Asaja Soria en Almazán, quien no se aventura a dar cifras, si bien reconoce que no es una campaña mala. Afortunadamente a finales de esta semana se pudieron retomar las tareas y en muchas zonas incluso están ya concluyendo.

Para Pablo Ayllón, de UPA Soria, "ha sido un año aceptable para el girasol" que permitirá cosechar unos 1.300 kilos por hectárea. No obstante, octubre sigue siendo el "mes clave", de modo que si ahora se frenan los trabajos podrían extenderse hasta mediados de noviembre.

El Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería de la Junta en Soria registra una producción de 1.348 kilos de girasol por hectárea, frente a una media histórica de 10 años atrás de 1.070 kilos por hectárea, lo que supone un 30% más. Cabe recordar que el año pasado se recogieron 1.360 kilos por hectárea, según los datos de la Administración regional. "Las precipitaciones han frenado los trabajos del girasol porque para ser cosechado necesita menos del 9% de humedad, de modo que si llueve luego hay que esperar a que se seque la pipa, y tarda más que en verano", añade el técnico de Asaja en Almazán.

De este modo, se prevé que la temporada se va a alargar más de lo habitual, hasta mediados de noviembre. No obstante, lo que está cosechándose "está saliendo muy bien", con lo que cabe esperar una conclusión de campaña "muy aceptable", en palabras del técnico de UPA Soria. Para este año se sembraron 38.100 hectáreas, practicamente igual que la media de 10 años, y el año pasado fueron 38.500 hectáreas de girasol, según los datos del Servicio Territorial. Habitualmente la provincia suele contar con unas 35.000 a 42.000 hectáreas sembradas de girasol, dependiendo de los ciclos.

Lo cierto es que el cultivo empezó con mal pie, dado que las heladas de la segunda mitad del mes de mayo provocaron el retraso de su siembra. Después, las elevadas temperaturas del mes de julio provocaron un parón en su crecimiento, dado que el girasol sufrió más de lo habitual para ser un mes de julio. Sin embargo, la planta se recuperó con las tormentas del verano y el descenso de las temperaturas. También ha influido en la buena campaña que la época de siembra del girasol fue la más óptima en cuanto a humedad de la tierra. "Las precipitaciones previas al inicio de la temporada fueron más que óptimas porque había abundante agua en el campo, pero además durante la nascencia y floración no ha hecho calor, de tal forma que la planta creció bien", recordó Pablo Ayllón.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo