Música

40 años cantando juntos

La Coral de Soria celebra su 40º aniversario orgullosa de su pasado y con la ilusión de ayudar a formar un nuevo coro juvenil que se una al ‘benjamín’ Voces Blancas.

Actualizada 29/12/2016 a las 10:59
Etiquetas
La Coral de Soria antes de un ensayo en una de las estancias del Colegio Nuestra Señora del Pilar (Escolapios)Mariano Castejón

Clásica, muy ‘mozartiana’ e indudablemente sanjuanera, tras 40 años de vida, la Coral de Soria continúa siendo lo que soñó en aquella primera actuación celebrada el 25 de diciembre de 1976: una formación con un infatigable amor a la música vocal de calidad. De aquellos primeros 24 cantantes sólo uno, Fernando de la Iglesia, sigue en activo pero, cuatro décadas después, la entidad mantiene intacto el espíritu con el que fue creada por el padre escolapio José Pau Meler. En estos años, la historia de la Coral, que surgió en 1976 de componentes de otros coros ya existentes que querían tomarse "un poco más en serio" la actividad musical, ha estado ligada a la de la propia ciudad, siendo partícipe de la inauguración, junto a la Banda Municipal de Música, del Centro Cultural Palacio de la Audiencia en 1991, o de las instalaciones de la Casa de Soria en Barcelona, así como la grabación de las 40 canciones que Francisco García Muñoz y Jesús Hernández de la Iglesia compusieron para las fiestas de San Juan hasta el punto de que, comenta el presidente de la entidad, Pablo Sanz Calonge, muchos sorianos "se las saben por la Coral", apunta no sin cierto orgullo. Premios, "muchísimos. Ya no sabemos dónde colocarlos", apostilla, jalonan también la trayectoria de este grupo compuesto actualmente por 41 personas de edades comprendidas entre los 28 y los 82 años de "una de nuestras contraltos, de oído privilegiado", apunta Sanz Calonge.

De hecho, tener "un poquito de oído" y "un poquito de voz" son los únicos requisitos indispensables para formar parte de esta agrupación musical, "un órgano vivo" en constante evolución. Eso sí, asegura el presidente, a estas cualidades musicales hay que sumarle mucha constancia y, sobre todo, estudio. "Tenemos dos ensayos a la semana, pero después hay que dedicarle un ratito en casa", añade Sanz Calonge. Aprender un poco de solfeo para leer las partituras es vital y el remedio a la ‘mala memoria’ durante una actuación. "Hay, al menos, que entender las partituras para cuando estás en un concierto o en un ensayo, aunque luego realmente cantemos, principalmente, de oído", señala. El anterior director de la formación, Igor Escudero, les hizo quitarse el ‘complejo’ de cantar de esta forma, pues lo hacen hasta los grandes tenores. Pero ponerle ganas, "voluntad" y un poquito de trabajo al lenguaje musical es esencial.


Actuación de la Coral en el Casino Amistad Numancia (Luis Ángel Tejedor)


No hay un perfil determinado para formar parte de la Coral. Pero la agrupación musical sí acusa la falta de "voces jóvenes" que, sobre todo, dan "frescura", indica Sanz Calonge. Con el paso del tiempo las cuerdas vocales se endurecen y "la voz se va haciendo más opaca", aunque, argumenta el presidente de la Coral, también hay gente mayor que conserva esa tonalidad joven. El verdadero reto de la Coral es conseguir ‘seducir’ a los más jóvenes, algo que no es fácil en Soria. "A los 18 años muchos se van a estudiar fuera y después todo es ya más complicado", comenta. Así que, irremediablemente, como muchísimas otras formaciones de este tipo de ámbito nacional, la Coral de Soria "se va haciendo mayor".

Buscando ‘dar la vuelta’ a esta situación surgió uno de los proyectos más queridos de la Coral de Soria: el coro infantil Voces Blancas, que también dirige Marta López Condado. Nació en febrero de 2011 con el ánimo de conseguir acercar a los más pequeños a la música coral. Actualmente, 60 niños de entre los siete y los 17 años de edad forman parte de este conjunto. Fue una iniciativa emprendida por Sanz Calonge durante su primer mandato como presidente y del que se siente especialmente "orgulloso".

Pero, tratar de ‘recuperar’ para la formación matriz a estos niños una vez ya en la edad adulta no resulta sencillo, precisamente por el hecho de que muchos de ellos ya no regresan tras salir a estudiar fuera. Uno de los sueños del presidente es poder formar un coro juvenil independiente, con chavales de entre 17 a 25 años. Hay grupos nacionales de esa edad que hacen cosas estupendas y resultan una delicia escuchar, apunta.

Porque, asegura, la música coral no es una cuestión de edad, y sí algo que acaba ‘enganchando’. "Tiene su gusanillo. Después de tanto trabajo, escuchar una pieza a cuatro, seis u ocho voces es maravilloso", subraya. Lograr "el acorde perfecto", subraya el presidente de la Coral, puede resultar todo un "vicio". Cuando el público oye cómo una voz prevalece o destaca sobre todas, "es que se está haciendo mal", recuerda Sanz Calonge. La perfección reside en que todas las voces se acoplen en torno a una unidad armónica.

Al margen del ensayo constante, la vida del cantante coral no es sacrificada. "Hacemos una vida normal. Yo me tomo mis hielos", explica con sentido del humor. Eso sí, con responsabilidad. En época de conciertos, la voz hay que cuidarla un poco.

Los repertorios van cambiando no sólo en función de los proyectos marcados por la dirección, actualmente ostentada por Marta López Condado, sino también de los propios componentes en cada momento.

El año pasado, por ejemplo, dedicaron cerca de todo un semestre al ‘Gloria’ de Vivaldi, "una obra compleja", explica el presidente de la entidad. Desde el pasado mes de octubre, trabajan los villancicos que jalonan muchos de sus conciertos especiales en fechas navideñas.

Pero no sólo las composiciones clásicas forman parte del variado programa musical que abarca la Coral de Soria. También canta zarzuela, ópera (‘Carmina Burana’ o el estreno mundial de la obra ‘Pedro I el Cruel’ de Igor Escudero), tangos, incluso canciones de Joan Manuel Serrat y adaptaciones de poemas de Antonio Machado. No obstante, es la directora quien "marca la pauta" y la encargada de seleccionar las piezas que se incluirán en posteriores actuaciones. Eso sí, "Marta es muy exigente y quiere obras de calidad", afirma el presidente de la agrupación. Teniendo en cuenta esa premisa, la Coral de Soria "no dice a nada que no" y, musicalmente, no cree en los límites.

Pero hay un género del que se siente especialmente ‘cómplice’: las sanjuaneras. Su grabación, en 1994 y 1995 (los dos volúmenes se reeditaron en 2005 en un estuche único), ha contribuido en gran medida, según el presidente de la agrupación, a que siga difundiéndose este patrimonio musical festivo e, indudablemente, a que los sorianos se conozcan al dedillo sus letras. "Se invirtió mucho tiempo y mucha ilusión en el proyecto", rememora Sanz Calonge. Alguna vez, desde algunos sectores se les ha achacado una interpretación con cierto carácter ‘academicista’, pero, insiste, fueron interpretadas ni más ni menos tal como fueron concebidas por don Paco y don Jesús, con toda su carga musical, que es mucha, destaca, porque García Muñoz fue un gran compositor. Además del programa sanjuanero, la Coral tiene en su repertorio "cositas muy bonitas" de ‘don Paco’, como un villancico, ‘De la Vera de Cáceres’, que suele interpretar en Navidad.

A lo largo de sus 40 años de existencia, la Coral de Soria ha pisado todo tipo de escenarios, desde la basílica de la Santina de Covadonga, a las Cortes de Castilla y León (la entidad participó en un concierto con motivo del VIII aniversario de la aprobación del Estatuto de Autonomía) o incluso la clausura de los Juegos Internacionales de la FISEC (Federación Internacional Deportiva de Escuelas Católicas).


La primera formación de la Coral de Soria en 1976 (Cedida)

Por supuesto, han participado en todo tipo de conciertos en Soria capital y provincia tanto en eventos culturales organizados por las administraciones, como en celebraciones privadas: bodas, misas cantadas en fiestas o funerales. "No podemos decir que no a nada", explica el presidente de la Coral. Precisamente, las contrataciones privadas se han convertido ahora en la principal fuente de subsistencia económica de la formación musical. "Antes había muchas ayudas y las corales vivían de las subvenciones", relata Sanz Calonge.

Eran los tiempos de las giras provinciales de conciertos patrocinadas por entidades como Caja Duero o la Junta de Castilla y León. La crisis económica puso fin a todo esto y, ahora, los socios tienen que pagar una cuota de 15 euros mensuales para afrontar los gastos que genera el mantenimiento de la actividad. "Sólo en fotocopias de partituras se nos va un dineral", confiesa Sanz Calonge. De ahí que, sean necesarias otras fórmulas de ingresos, como la lotería navideña.

Pero también los tiempos de austeridad han hecho decaer las celebraciones privadas en las que requieren sus servicios musicales. "Nos contratan menos de lo que quisiéramos. Antes teníamos una media de ocho o 10 bodas al año. En 2016 tenemos sólo unas bodas de Oro", apunta. Y eso que han bajado su ‘caché’ a la mitad y que, añade, "vamos donde haga falta". Su labor lo avala el hecho de que, subraya el presidente de la entidad, "la gente queda muy contenta".

En este contexto, el presidente de la Coral destaca el hecho de que algunas administraciones como el Ayuntamiento de Soria traten a la entidad como "una asociación cultural más" y que la apoye en sus iniciativas, como los festivales de musical coral que promueve.

Precisamente, hace alrededor de ocho años, a la formación se le ocurrió la idea de organizar un encuentro que aglutinase a las agrupaciones corales de la provincia. "Una reunión de todas para felicitar a los sorianos las Navidades", explica Sanz Calonge. El contacto con otras formaciones, como la de Almazán o la de Pinares, con las que comparten directora, es constante y son muchas las ocasiones en las que aprovechan para realizar actuaciones conjuntas. También se auspicia desde la Coral de Soria un festival anual que trae a la capital soriana lo mejor de la música polifónica en el panorama actual.

A eso se añade que en ningún momento ha dejado de lado su vena solidaria. Son muchas las actuaciones que realiza gratuitamente por el mero hecho de disfrutar y hacer disfrutar a los espectadores de la música. Destacan, en especial, sus conciertos en centros de la Tercera Edad en esta época navideña. Este año tendrá lugar el próximo 4 de enero en el Centro Gaya Nuño, un programa idéntico al que la entidad ofreció el pasado 22 de diciembre en el que ya suele ser un concierto tradicional de Navidad en el Casino Círculo Amistad Numancia.

Después de muchos años en la agrupación, asegura que más que nervios ante cada actuación, cada vez siente un mayor respeto por el público. La concentración, destaca, debe ser máxima para dar lo mejor de sí sobre el escenario. Sólo quien se ha dejado seducir por la música coral puede entender lo que se siente al entonarla... Y la Coral de Soria lleva haciéndolo 40 años.




Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo