Medio ambiente

Los bomberos forestales auguran un verano "complicado" sin coordinación

El colectivo, que ha llegado hasta Bruselas para recabar apoyo de Europa, exige que la Junta reconozca la categoría profesional que le corresponde "de una vez por todas y aplique la ley".

Actualizada 01/06/2015 a las 10:02
0 Comentarios
La falta de equipos de trabajo homologados es una de las quejas de los profesionalesHeraldo


"Como servicio esencial que es el operativo de incendios forestales de Castilla y León, según la ley de 2007 de Protección Ciudadana, exigimos que la Junta se implique de una vez por todas con el colectivo y reconozca la categoría profesional que corresponde, la de bombero profesional, recogido en el catálogo de cualificaciones profesionales de la Clasificación Nacional de Ocupaciones de 2011". Es la continua e histórica petición de un colectivo que pese a tener un trabajo de elevado riesgo, se encuentra en una situación "precaria y temporal", indican a HERALDO DE SORIA dos de estos empleados que prefieren mantenerse en el anonimato. Precisamente representantes de la Plataforma de Asociaciones y Sindicatos de Bomberos Forestales (PASBF) acudieron esta semana en Bruselas para recabar apoyo de Europa.

Y es que de la totalidad de los trabajadores del operativo contra incendios forestales en estos momentos el 85% está contratado por empresas por un periodo limitado a la campaña estival, unos tres o cuatro meses, mientras que el 15% restante es empleo público, si bien de los alrededor de 730 que son, unos 550 forman parte de una bolsa de empleo de la Junta como personal laboral fijo discontinuo o interinos fijos discontinuos, dado que no saca oposiciones al respecto. Este grupo está compuesto por dotaciones de autobomba, vigilantes de torretas, emisoristas y algún retén. Los emisoristas de base, los que recogen los avisos en las bases helitransportadas, son becarios. Aunque se rigen por el convenio colectivo de empleados públicos de la Junta, la categoría profesional con la que son contratados ha sido manipulada para que parezca legal, de tal manera que figura que son escucha de incendios en el caso de vigilantes, conductores oficiales de primera y peones de montes como personal de seguridad en el caso de las dotaciones de autobomba, cuando la categoría que les corresponde sería la de bombero forestal.

También trabajan cuatro meses al año, en la mayoría de los casos, a pesar de que son un servicio esencial, tal y como indica la ley, y por tanto deben estar activos en la Comunidad durante todo el año. "Cuando ocurren emergencias por incendios forestales el resto del año que no es campaña estival se les llama fuera de la época de contratación para que actúen, sin medios y se les descuenta estos días de la campaña. También se utilizan medios estatales que son de refuerzo como únicos medios, ya que los propios no están activos la mayor parte del año, incumpliendo así con la Ley de Protección Ciudadana y las competencias en esta materia delegadas en la Comunidad", lamentan desde la Asociación de Trabajadores de Incendios de la Castilla y León (ATIFCyl) y la Plataforma Asociativa y Sindical de Bomberos Forestales. El colectivo denuncia también que "no se cumple con la ley 28/1995, de 6 de octubre de Seguridad y Salud Laboral, la ley 31 /1995 de 8 de noviembre sobre riesgos laborales, la directiva 89/391/CEE, ni con la Directiva 89/686/CEE, en relación a los Equipos de Protección Individual y estos no superan las normativas conforme a RD 773/1997 y RD 1407/1992 en el operativo de incendios forestales de Castilla y León. No reciben ningún tipo de ropa de abrigo. Como ejemplo, los brigadistas tienen que utilizar simultáneamente varios equipos de protección individual sin ser compatibles entre si y perdiendo eficacia en relación con los riesgos".

Necesitan que se suministre a los trabajadores los equipos homologados y adecuados a la actividad a realizar, con la cantidad adecuada que garantice que la protección, limpieza, salubridad, higiene y repuesto necesario en el uso diario de los trabajadores. Así lo expuso en junio del año pasado a la Consejería de Fomento y Medio Ambiente "sin recibir respuesta", habiendo utilizado dicho informe de denuncia "para que las empresas asustaran a sus trabajadores". Cada brigada tiene asignada una base, a pesar de no tener ningún tipo de instalación en la mayoría de los casos, pero estas no pasan el día entero en dicho lugar, sino que se desplazan a zonas de vigilancia o lugares de trabajo.

"La intención es claramente económica, porque las administraciones públicas han conseguido hacer negocio con los incendios, ya que están obteniendo una rentabilidad", señala la Asociación de Trabajadores de Incendios Forestales de Castilla y León (ATIFCyL). Asegura el colectivo que, a pesar de ser la Comunidad Autónoma con "casi la mitad de los fuegos forestales del país, tiene el dispositivo más precario, peor formado, peor equipado y peor preparado del país con diferencia", de modo que temen por este verano, muy seco y cuya falta de coordinación puede dificultar las tareas de extinción: "El riesgo que corremos con nuestro trabajo es inmenso y este año, con lo seco que está todo si no hay una buena coordinación el verano puede ser muy complicado".







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo