Sanidad

El convenio sanitario con Aragón deriva a 179 pacientes sorianos a especialidades desde 2009

​Son usuarios de las Zonas Básicas de Ólvega, Ágreda y Arcos de Jalón que suman unas 10.000 tarjetas sanitarias.

V.R.A. Actualizada 03/11/2015 a las 20:08
Instalaciones del centro de salud de ÓlvegaMariano Castejón

El convenio sanitario firmado entre Castilla y León y Aragón en abril de 2008 ha beneficiado desde 2009 a 179 pacientes sorianos de las zonas del Moncayo y de Arcos de Jalón que han podido desplazarse a centros hospitalarios de la comunidad vecina y ser tratados en materia de Atención Especializada, según los datos facilitados a HERALDO por el gerente de Salud de Área del Complejo Asistencial de Soria, Miguel Ángel Iglesias.

El responsable sanitario salió al paso de esta forma de las quejas de unos vecinos de Ágreda que denunciaron hace unos días de forma pública que, a pesar del convenio firmado, habían sido desplazados a León en vez de a Zaragoza.

Sin embargo, frente a estas críticas, que Iglesias destacó que son "puntuales y las únicas de las que hemos tenido noticia hasta ahora", hay que recordar que el convenio recoge que "los pacientes pueden ser remitidos a Aragón aunque no que sea obligatorio hacerlo ya que también hay que tener en cuenta que disponemos de nuestros propios centros de referencia en Castilla y León como Burgos, León, Valladolid o Salamanca, dependiendo de la patología".

De todas formas, el gerente de Salud de Área del hospital de Soria, detalló la "sensibilidad" de los médicos con los pacientes "que desean ser trasladados a Aragón por cercanía con su domicilio o con su familia", incluyendo en el informe esta petición. Aunque, aseveró, "siempre hay que contar, por ejemplo, con las listas de espera del Hospital Universitario Miguel Servet y del Clínico de Zaragoza así como del Ernest Lluch de Calatayud y, también, que hay alguna especialidad que Zaragoza tiene concertadas con la sanidad privada y, evidentemente, no va a derivar pacientes que les supongan, después, un desembolso económico".

Buen funcionamiento

Pero dejando al margen estas puntualizaciones "el concierto con Aragón funciona perfectamente y prueba de ello es que en los más de seis años que lleva en marcha no hemos recibido ninguna reclamación por escrito", manifestó Iglesias. De hecho, continuó afirmando que lo que realmente le "preocuparía" es que "el médico negara al paciente la posibilidad de la cobertura sanitaria en Aragón siempre y cuando la especialidad esté contemplada en el convenio".

En lo que se refiere a los datos concretos, desde 2009 y hasta septiembre de 2015, un total de 57 pacientes de la Zona Básica de Ólvega, que dispone de alrededor de 4.200 tarjetas sanitarias fueron derivadas aAragón ascendiendo hasta 72 pacientes derivados a Atención Especializada de la Zona Básica de Ágreda con cerca de 2.700 tarjetas sanitarias. Por último, fueron 50 los pacientes trasladados de la zona de Arcos de Jalón que dispone de unas 3.100 tarjetas sanitarias censadas, siempre según los datos facilitados por la Junta de Castilla y León.

El Hospital Universitario Miguel Servet y el Clínico de Zaragoza ponen a disposición de los pacientes sorianos la unidad del dolor, atención a embarazos de alto riesgo, atención a niños con necesidades de cuidados críticos, especialidades pediátricas, grandes quemados, cirugía cardiaca y vascular, medicina nuclear, colangiopancreatografía retrógrada endoscópica (CPRE) aparato digestivo, cirugía torácica, maxilofacial y plástica así como medicina radioterápica.

El convenio, además, también recoge, en Atención Primaria, que los centros de salud de Ólvega y Arcos asistan a los vecinos de Oimer y de Pozuel de Ariza. Por otra parte, el concierto detalla a su vez atención en Urgencias y Emergencias así como cooperación entre ambas comunidades del 112.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual