Acción social

Una fundación lucha por 'llegar' hasta un preso soriano en Perú

​La entidad+34 vela por 40 castellanos y leoneses, 1.500 españoles, confinados en el exterior por delitos menores. Las Cortes se comprometen a involucrarse.

Amaia Eguizábal Actualizada 10/12/2015 a las 13:16
Personal de +34 durante una visita a una cárcel peruana.Cortesía de Javier Casado

Son 40 los castellanos y leoneses que están presos por delitos menores en cárceles del extranjero y un buen número de ellos "malvive en situaciones infrahumanas", recuerdan desde la Fundación +34. Éste en concreto es el caso de un soriano que desde hace dos años está preso en Perú. Allí han fallecido cuatro presidiarios españoles en lo que va de año, estadística que pone de manifiesto lo extremadamente duro que puede llegar a ser el día a día para esta personas.

No es frecuente, pero PP, PSOE, Ciudadanos, Podemos y Grupo Mixto se pusieron de acuerdo hace unos días para votar juntos una Proposición No de Ley en las Cortes regionales e instar al Gobierno de la Nación a trabajar para garantizar el respeto de los derechos humanos de los presos en las cárceles extranjeras. También para tratar de que cumplan su condena en España.

Detrás de esta iniciativa está la Fundación +34, que nació hace año y medio en Valladolid, y que pretende que una medida similar se apruebe en todos los parlamentos regionales del país.

De los 40 castellanos y leoneses que +34 tiene ‘fichados’ hay tres en cárceles de Alemania, uno en Argentina, uno en Australia, uno en Bélgica, uno en Bolivia, dos en Brasil, uno en Colombia, uno en Ecuador, dos en Francia, uno en La India, uno en Italia, seis en Perú, uno en Portugal, dos en Reino Unido, dos en República Dominicana y otro en Rusia. Éste último es un camionero de Segovia.

Un caso, el de los camioneros, que empezó a darse y a reiterarse desde que comenzó la crisis económica. En realidad este tipo de delitos menores se ha multiplicado desde que comenzó la crisis económica.

La mayoría de estas infracciones que suponen encarcelamientos en el exterior se relaciona con las drogas, cerca del 80%. Las cárceles europeas están llenas de quienes han ‘trapicheado’ subiendo estupefacientes desde Marruecos, que es el ejemplo más extendido.

Ayuda humanitaria, sí

Un soriano soporta las duras condiciones de vida de las cárceles de Perú desde hace dos años. En ese país está recluido junto a otros 300 españoles, de los cuales cuatro han fallecido este año. El número de presos españoles en las cárceles peruanas es sorprendentemente alto y creciente. Precisamente otra pareja española, muy joven, fue detenida en los últimos días, también por pasar droga.

"Nosotros viajaremos a Perú en dos semanas y esperamos poder estar con el grupo de españoles", explicó Javier Casado, el presidente de la Fundación+34.

La radiografía que hace de la vida de los presos en este país sudamericano es muy desalentadora. "Han sido cuatro españoles fallecidos allí en lo que llevamos de año. El trato es terrible. Si no pagas duermes en el patio. Derecho a piso, le llaman. En cárceles preparadas para mil personas hay 4.000. La ley la marcan los internos y lo importante es el dinero". Sin embargo eso no supone que sea positivo que las familias les envíen fondos. "Si mandas dinero al preso y lo ven… es carne de cañón. Le chantajearán aún más".

En la fundación abogan por la ayuda humanitaria antes que la económica. Alimentos y medicinas. "Ambos son bienes que en este tipo de cárceles te cobran y si no tienes dinero no logras las medicinas. Lo de la comida es terrible. En cárceles como las de La India comerte una rata es un premio".

Sobrevivir en determinadas condiciones resulta muy complicado. Salir airoso y sano es casi un milagro. Y quienes logran retornar se encuentran en muchos casos con situaciones insospechadas. "Hay mucho secretismo. Hemos visto que a veces pasan años hasta que uno se entera de que ese primo que curró en un restaurante del extranjero estaba realmente preso en Latinoamérica", ilustró Casado. En otros casos la verdad no se sabe nunca.

‘Españoles por el mundo’

De los 1.547 españoles encarcelados en el exterior, 1.165 lo están por tráfico de drogas y la gran mayoría no tiene antecedentes penales. "Están casi todos en cárceles de Latinoamérica porque por culpa de la crisis fueron utilizados como mulas", explicó Casado.

En la Fundación +34 destacan que "con la crisis salieron españoles como nunca antes se había dado". Una cifra que se sitúa en las 730.000 personas, algunas influidas por el fenómeno de ‘Españoles en el mundo’, que según Casado "hizo mucho daño". "Veías ese programa y si no viajabas, lograbas un trabajo estupendo, una mujer divina y un cochazo es que parecías idiota", ilustró.

La realidad ha sido distinta para miles de personas y de hecho desde la fundación abogan por facilitar el retorno a aquellos en situaciones muy precarias que podrían estar en puertas de tomar decisiones fatales. "La ley española no permite pagar el billete a estas personas, pero abogamos por que lo hagan las comunidades autónomas", expresó Casado.

Este punto también está incluido en la PNL que se aprobó recientemente en las Cortes regionales. Es uno de los afanes de la fundación, además de lograr hacer llegar a estas personas ayuda humanitaria e insistir en la necesidad de que cumplan sus penas en casa.

Ya son más de 700 los voluntarios que trabajan en +34 por ayudar a estos presos en el exterior y el espaldarazo de la Junta de Castilla y León la pasada semana fue muy importante. Es la constatación oficial de que existe un problema que hasta ahora estaba silenciado.

"¿Sabes por qué se llama la fundación +34?, es que no todo el mundo lo pilla...", encara Javier Casado a sus interlocutores. +34 es el prefijo telefónico que debe marcar quien desde el exterior quiere contactar con España. En este caso la lucha es para que siempre haya alguien que responda al otro lado o, incluso, para contactar con los interesados antes de que llamen ellos. ‘Nunca olvidados’, dice el eslogan de la fundación. Y es muy ilustrativo.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual