Tráfico

La DGT señala tres puntos conflictivos en las carreteras sorianas durante el invierno

El organismo menciona los puertos del Mojón Pardo, en la N-234; el de Piqueras, en la N-111, y el del Madero, en la N-122.

V.F.S. Actualizada 08/01/2016 a las 18:16
Etiquetas
Carretera nevada en la zona del túnel de Piqueras en una fotografía de archivoMariano Castejón

La Dirección General del Tráfico (DGT) ha advertido de la existencia de tres puntos conflictivos por condiciones meteorológicas adversas en las principales carreteras de la provincia de Soria durante el presente invierno. Se trata de tres puertos de la red principal: el de Piqueras, en la N-111 en el límite de la provincia con La Rioja; el del Mojón Pardo, en la N-234 en la comarca de Pinares, y el del Madero, en la N-122 en la comarca del Moncayo.

La DGT señala que pueden darse en ellos condiciones meteorológicas adversas y en dos (los de Piqueras y el Madero) que al transitar por sus vías podrían necesitarse cadenas o estar cerrados al tráfico.

Además de mencionar estos puntos recopilados por la Subdirección General de Gestión de la Movilidad de la DGT, también reflejan aquellas carreteras en las que sería posible que se dieran otras incidencias durante la época invernal. Es el caso de la carretera A-2 en el tramo que une Madrid con la localidad zaragozana de Alfajarín. El organismo público alerta de que el tramo entre Alcolea del Pinar, en la provincia de Guadalajara, y el de Esteras de Medinaceli y el que une Medinaceli y Arcos de Jalón podría acumular hielo o nieve en la calzada. Lo mismo advierte en la N-111 entre La Póveda y San Andrés, donde además de estos fenómenos atmosféricos, quienes tengan previsto circular por la zona deben tener en cuenta que podrían encontrarse limitada la conducción por ese tramo, necesitándose las cadenas, o incluso encontrárselo cerrado.

Diferente es el caso de otro de los puntos conflictivos que aparece en el estudio, esta vez en la N-113. Es el que une Ágreda (N-122) con la localidad navarra de Valtierra (N-121). El organismo advierte de la existencia de obras a lo largo del presente invierno debido al paso del tren de alta velocidad, trabajos que por el momento no afectan a la provincia de Soria.

Prevención y prudencia

Durante el invierno son frecuentes las condiciones meteorológicas adversas, como la nieve, el hielo, la niebla, la lluvia y el viento, que alteran de forma significativa las condiciones en que se desarrolla la circulación, a la vez que generan mayores dificultades a las previstas en el viaje por carretera, lo que conlleva una mayor fatiga visual y el aumento de la tensión nerviosa del conductor, con una pérdida de la atención.

La DGT aconseja dos claves para superar todos estos inconvenientes: la prevención y la prudencia. Antes de salir de viaje en esta época del año es necesario tomar una serie de medidas con vistas a evitar cualquier incidencia previsible en carretera, como poner el vehículo a punto por medio de una revisión. Y es que durante el invierno, el vehículo y sus elementos se encuentran sometidos a condiciones ambientales más severas de lo habitual, por lo que es necesario prepararlo para ello y llevar los recambios imprescindibles (rueda de repuesto a su presión necesaria y herramientas para su instalación, chaleco reflectante homologado y dos triángulos homologados de señalización de peligro).

Además, indican que si se tiene previsto circular por zonas de montaña es necesario hacerlo con neumáticos de invierno o en su defecto llevar cadenas y guantes para su instalación.

Respecto a la planificación del viaje, las condiciones meteorológicas son muy cambiantes, por lo que es necesario examinar con detenimiento el itinerario más adecuado para cada situación y consultar el Servicio de Información de Tráfico y el estado de las carreteras.

En relación a la prudencia, la DGT asegura que ante cualquier fenómeno meteorológico adverso es necesario reaccionar y actuar de forma segura. Cualquier incidencia meteorológica afecta a la conducción de dos formas, que pueden actuar de forma simultánea o individualizada: disminuye la visibilidad o disminuye la adherencia entre el neumático y la calzada. Por ello ante la presencia en carretera de nieve, hielo, niebla, lluvia o viento siempre será necesario disminuir la velocidad y aumentar la distancia de seguridad. Cuando debido a una precipitación importante o por causas meteorológicas extremas la circulación se realice con dificultad y peligro para la seguridad vial, el conductor debe detenerse fuera de la carretera en un lugar apropiado para ello, hasta que las condiciones permitan reanudar el viaje.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual