Tribunales

Multa de 180 euros por el intento de hurto de las placas solares del Hospital del Mirón

El juez no estima acreditado que los dos acusados sean responsables del robo efectuado un año antes, en 2012.

M.H. Actualizada 12/01/2016 a las 13:04
Etiquetas
Robo de las placas del Hospital Virgen del Mirón en octubre de 2012.Mariano Castejón

El Juzgado de lo Penal de Soria ha condenado a los acusados J.E.C.A. y C.C.A. a una multa de 180 euros a cada uno por una falta de hurto en grado de tentativa, al ser descubiertos por la Policía cuando se disponían a apoderarse de los materiales abandonados en las instalaciones de placas solares del Hospital Virgen del Mirón, en octubre de 2013.

De este modo, el juez absuelve a los dos acusados del delito de robo con fuerza en las cosas que les atribuía el fiscal al considerarles responsables también de fracturar los cristales de las placas solares y sustraer todas las piezas de material de cobre y aluminio de 86 unidades de captores solares, un hecho que sucedió en octubre de 2012, es decir, un año antes de que ambos fueran sorprendidos en el lugar por las fuerzas de seguridad. El Ministerio Público había pedido para ellos una pena de dos años de cárcel, así como una indemnización de 215.000 euros a Sacyl, de la Junta de Castilla y León, como titular de la instalación solar junto al hospital.

La sentencia señala que "no consta acreditado que J.E.C.A. y C.C.A., el día 3 de octubre de 2012, tras romper la valla metálica que delimita la instalación solar térmica del Hospital Virgen del Mirón, accedieran a su interior y con la intención de obtener un beneficio económico, fracturaran los cristales de las placas solares y sustrajeran todas las piezas de material de cobre y aluminio de 86 unidades de captores solares".

El primero de los acusados vendió a un tercero, que desconocía el origen del material, 4,36 kilos de latón; 58,50 kilos de aluminio y cinco más de cobre tubo, por importe total de 62,94 euros. Ese mismo día de los hechos de 2012, vendió otros 15,5 kilos de aluminio y 1,08 kilos de cobre tubo, por importe de 13,86 euros. Además, el 4 de octubre vendió 41,5 kilos de aluminio, por importe de 26,98 euros, y el día 8 de octubre 5,3 kg de cobre tubo, por importe de 18,55 euros.

Un año después, fueron sorprendidos con la intención de acceder a la instalación solar, sin que llegaran a llevarse nada. Tampoco consta, señala el fallo judicial, que para entrar tuvieran que romper vallas o ejercer algún tipo de fuerza.

De este modo, el juez sostiene que "no existe ninguna prueba de que los acusados fueran quienes accedieron ese día (3 de octubre de 2012) a la instalación solar, ni quienes se apoderaron de dichos metales", ni siquiera se ha acreditado que los metales vendidos sean procedentes de dichas instalaciones, ya que los paquetes de metal se confeccionan uniendo los metales vendidos por varias personas cuando se alcanza la cantidad requerida, explica el fallo judicial.

Tenencia de objetos robados

"Lo único que se acreditaría, en todo caso, sería la receptación de dichos metales, pero según reiterada doctrina jurisprudencial, la simple tenencia de objetos robados no acredita la autoría del delito de robo", concluye la sentencia. Tal y como manifestaron en el juicio los policías nacionales, el recinto no se encuentra vallado en su totalidad, y además, el responsable de mantenimiento declaró que se trata de una instalación abandonada y no se revisa el vallado todos los días. En concreto dijo que no se había revisado desde hacía tres o cuatro meses. Asimismo, una testigo manifestó que vio a dos personas el día 7 de octubre desmontando las placas solares, con una descripción que no coincide con la de los acusados, lo que indica, señala el juez, "que al lugar accedían distintas personas para apoderarse de los materiales de las placas solares". Por lo tanto, la sentencia concluye que dado que no llegó a existir apoderamiento, y no consta que los acusados fueran los que causaran los daños en la instalación solar, que ya se encontraba abandonada, no procede fijar indemnización alguna a Sacyl, como reclamaba.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual