Juguetes

Barbie, 57 años de un icono universal

Ayer inauguró una exposición en el Museo de Artes Decorativas de París

EFE. París Actualizada 11/03/2016 a las 09:41
Etiquetas
Exposición de Barbies en París.Matthieu Alexandre

Con bañador a rayas y rostro de pin-up Barbie se presentó al mundo por primera vez hace 57 años, durante los que la icónica muñeca ha adoptado múltiples caras para adaptarse a los cambios en la sociedad sin perder su esencia.

Símbolo americano de alcance universal, la primera Barbie, con una figura de mujer adulta que contrastaba con los bebés de juguete que acunaban las niñas en la época, no convenció desde el principio a los comerciantes de juguetes.

Pero una vez en los estantes, el éxito fue inmediato y su inventora, la estadounidense Ruth Handler, que había previsto fabricar 20.000 muñecas por semana, debió triplicar la producción, como recuerda una exposición del Museo de Artes Decorativas de París inaugurada ayer.

A través de más de 700 muñecas, trajes, revistas, imágenes. patentes y bocetos, la muestra repasa hasta el próximo 18 de septiembre la historia del juguete estrella de Mattel desde su lanzamiento en 1959 hasta nuestros días.

Presente en 150 países, su popularidad se debe en parte a una historia propia que incluye distintas profesiones, actividades, familia y amigos, y que la encumbra como un personaje más allá de su condición de juguete.

Así, Barbie ha sido policía, militar, estrella del pop, hippie o candidata a presidenta en cuatro ocasiones, y como astronauta aterrizó en la Luna cuatro años antes que Neil Armstrong.
Su éxito también se explica por la capacidad de la muñeca, con ocho tonos de piel, 14 rostros distintos e incluso un modelo en sillas de ruedas, de "amoldarse a las distintas épocas sin olvidar su espíritu", explicó a EFE la comisaria de la muestra, Anne Monier.

La transmisión de madres a hijas y la publicidad televisiva completan una fórmula que ninguna de las muñecas competidoras logró emular.

"Barbie es el primer juguete en ser comercializado a gran escala en televisión. Mattel se convirtió en anunciante de emisiones infantiles para llegar de forma directa a los niños sin necesidad de pasar antes por sus padres", señaló Monier.

Aunque su imagen de mujer sofisticada, que no estaba casada, se desmarcaba en sus inicios de los roles de madre y ama de casa asignados a la mujer en la década de los sesenta, con el tiempo arreciaron las críticas contra este símbolo de la sociedad de consumo con una figura considerada poco realista.

"Su cuerpo estaba diseñado para facilitar el vestido y desvestido", argumentó Monier, que rechaza que los juguetes "tengan vocación de ser fieles a la realidad".

Los ataques propiciaron en enero pasado la aparición de tres siluetas más: rolliza, pequeña y alta, que se suman a una amplia variedad que no impide que en el imaginario colectivo reine una esbelta rubia de ojos azules.

"En los primeros años, la muñeca necesitaba tener una apariencia reconocible, pero en los últimos tiempos esa percepción está cambiando", consideró la comisaria.

Handler se inspiró en Lilli, dibujo de viñeta del diario alemán "Bild", para crear a una atractiva joven de edad imprecisa, que pudiera encarnar tanto a una adolescente como a una mujer joven.

La idea le llegó al observar a su hija Bárbara jugar con figuras de papel recortables y comprobar que la pequeña prefería las que mostraban a mujeres en lugar de niñas.

En 1961, nació su novio, Ken, y en 2004, Barbie conoció a su segundo compañero, el surfero Blaine, durante una breve ruptura con su sempiterna pareja.

En 1977, nace la Barbie Superstar, que anunciaba el universo de las supermodelos de los años ochenta y noventa. Con larga cabellera y una amplia sonrisa que mostraba los dientes, se mantuvo durante dos décadas y marcó decisivamente la imagen de Barbie.

En la misma época, se lanza el famoso rosa Barbie que acompañará definitivamente a la muñeca.

En paralelo, Barbie se aúpa como icono de la cultura popular de fabricación americana, al lado de otros como Coca-Cola o Mickey Mouse.

El pintor Andy Warhol la retrata, diseñadores como Jean Paul Gaultier y Gucci la visten y una parte de la neoyorquina Times Square pasa a llamarse Barbie Boulevar durante un semana en su honor.

Desde principios de siglo, no obstante, la competencia primero de las Bratz y después de las muñecas Lego y la Reina de las Nieves, protagonista de la película Frozen, han erosionado sus ventas.
Su público, explica Monier, se ha rejuvenecido.

Si en sus comienzos tenía entre 10 y 12 años, hoy tiene de 3 a 5, lo que explica el auge de las barbies princesa, concebidas para esta nueva audiencia, que tiene a su disposición más de 150 ocupaciones que demuestran que esa muñeca es capaz de todo.
Más información







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual