Salud

Diez años de "extraordinarias" ganancias en salud tras regular los espacios sin humo

Los programas de deshabituación también han contribuido

Actualizada 06/04/2016 a las 10:41
Etiquetas
El contrabando de tabaco afecta gravemente a la salud de los ciudadanos.

Las ganancias en salud de diez años de normativa frente al tabaco para su ordenación en el ámbito laboral y en la publicidad "han sido extraordinarias", según la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc). Por poner un par de ejemplos, la organización destaca el descenso de los ingresos del 11% por infarto cardíaco y de al menos un 15% por asma infantil.

Precisamente la infancia y la juventud es algo que siempre ha preocupado a las sociedades científicas posicionadas frente al tabaco. No en vano, estudios recientes hablan de que la exposición pasiva al tabaco en niños multiplica por cuatro el riesgo de padecer dolencias, con mayor índice de patologías respiratorias, como crisis asmáticas y enfermedades pulmonares. Los datos de la AECC reflejan que el 10,3% de los menores de 14 años está expuesto a espacios con humo, principalmente en su hogar; de estos niños, un 6,8% tiene menos de cuatro años.

Por eso se insta a los padres a tener cuidado con estas actitudes, sobre todo en espacios reducidos en los que el aire no se renueva y hay una notable densidad de partículas nocivas, aunque también en espacios abiertos en los que la última normativa restringe el consumo y a veces se hace caso omiso, como parques infantiles y centros escolares. Eso pese a los progresos de una década con mayor regulación de espacios sin humo.

Desde Semfyc especifican, no obstante, que en el camino ha habido avances, pues las normativas han contribuido a que se haya ido reduciendo el número de fumadores, a la vez que ha ido aumentando el apoyo social frente a la regulación en pos de la salud de la ciudadanía.

El balance que se hace desde el Grupo de Abordaje al Tabaquismo (GAT) de la sociedad científica es que la entrada en vigor en 2011 de la última Ley vino a "completar los efectos positivos" de la anterior normativa, aplicada desde 2006, "con el objetivo principal de proteger a la población y, particularmente, a los trabajadores de la hostelería de los humos tóxicos y cancerígenos del tabaco".

Entre 2009 y 2011, la exposición de la población al humo de tabaco ambiental se redujo en un 77% en los centros de trabajo, en un 57% en los lugares de ocio y en un 31% en los hogares, de acuerdo a la información que maneja Semfyc. Asimismo, la contaminación por partículas finas en los locales de hostelería descendió en más de un 90% tras la entrada en vigor la Ley.

"Antes de 2010", se aclara desde la entidad, "en un alto porcentaje de locales de ocio, los niveles de contaminación por estas partículas eran mucho más elevados que en los días de mayor polución en ciudades como Pekín". De hecho se ha constatado "una mejoría relevante de la salud respiratoria de los trabajadores de la hostelería, que han sido las verdaderas víctimas de la situación anterior".

También ha disminuido el número de fumadores entre 2009 y 2014, y los que continúan con el hábito consumen menos cigarrillos al día. Al respecto cabe recordar que a lo largo del año pasado 3.562 personas de la provincia acudieron al programa de deshabituación tabáquica que Sacyl tiene en Atención Primaria, según las últimas cifras del organismo. En su mayoría se trató de hombres, 2.164 frente a las 1.398 mujeres que también iniciaron la terapia. La cifra es el 4,6% de las personas mayores de 14 años (77.512) de la provincia, edad en la que tradicionalmente se ha puesto el inicio del hábito, aunque ahora "se ha rebajado incluso a los 12", según explicó recientemente el doctor Sierra, responsable de este programa. Además, la Junta Provincial de la AECC también dispone de este tipo de programas que tiene resultados exitosos.
 

Gasto sanitario

En cuanto al gasto sanitario, desde Semfyc se pone el acento en que el de un fumador es un 44% más elevado que el de un no fumador. Si se consideran los costes sanitarios por días de baja laboral y pérdida de productividad, un fumador genera 1.200 euros más costes anuales que un no fumador.

Respecto a las ventas de tabaco, desde el 2010 y hasta el 2015 han disminuido en un 50%. Para el GAT esto se corresponde no sólo al descenso de los fumadores y al menor número de cigarrillos consumidos diariamente sino también a la coincidencia con la crisis y con la introducción de la imposición sobre las labores del tabaco como medida para elevar su precio.

Por último, la Encuesta Europea de Presupuestos Familiares que se realiza cada año mostró que el gasto de las familias en bares, restaurantes y cafeterías disminuyó con la crisis pero lo hizo más en los años previos a la Ley que en los posteriores. Además, diversas encuestas demuestran un aumento de la satisfacción de los clientes después de la Ley del Tabaco. Por todo ello, "en términos de salud pública, factura sanitaria y clima social, el balance de la legislación del tabaco es muy positivo".







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo