Justicia

Medio centenar de sorianos ejecutan trabajos en beneficio de la comunidad en 20 entidades

El pasado año fueron 83, condenados sobre todo por delitos de violencia de género y seguridad vial

M. Hervada Actualizada 16/05/2016 a las 10:55
La limpieza del espacio público es uno de los trabajos que se realizan.Wordpress

Desde arreglar un jardín, parchear una calle, pintar una oficina, cuidar la iglesia o ayudar a enfermos... Las posibilidades ‘laborales’ son muchas pero el sueldo inexistente y el compromiso, temporal, en concreto, durante el tiempo que marque el juez al fijar la condena. Los trabajos en beneficio de la comunidad permiten un amplio abanico de tareas en la provincia de Soria, donde hasta un total de 20 entidades colaboran con la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias para su cumplimiento, como el Ayuntamiento de Soria, Cruz Roja, Asovica, el Centro de Alto Rendimiento, la Asociación Párkinson Soria, el Banco de Alimentos o la Parroquia del Espino, entre otras.

Los trabajos en beneficio de la comunidad son una pena privativa de derechos y su imposición requiere el consentimiento del penado y le obliga a prestar su cooperación no retribuida en determinadas actividades de utilidad pública. Responden a una condena de delitos menores, relacionados principalmente con la seguridad vial y la violencia de género.

Actualmente son 47 los que están desarrollando trabajos en beneficio de la comunidad en la provincia de Soria, según informó la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, una cifra que rondaría la media de años precedentes. Así, en 2015 fueron 83 los que fueron obligados por un juez a realizar estas tareas, de los que 36 habían cometido delitos menores de violencia de género y 27 otros relacionados con la seguridad vial (20 más cometieron otro tipo de delitos desde lesiones o agresiones verbales, por ejemplo). Un año antes, en 2014, la cifra fue ligeramente mayor con 102 trabajadores, 34 por violencia de género, 51 por delitos de seguridad vial y 17 por otros distintos.

La media de jornadas que suelen realizar es de 182, con un horario que no debe superar las cuatro horas por jornada.

Las tareas son de lo más diversas, en virtud del perfil de cada penado. Es Instituciones Penitenciarias quien se encarga de distribuirlos entre las diferentes entidades, una vez que el juez ha fijado el tiempo de condena. Las hay de días pero también pueden llegar al año.

Las entidades consultadas señalan que, en general, "la experiencia es buena" para ambas partes.

El trabajo en beneficio de la comunidad es una actividad no remunerada, que no sustituye puestos de trabajo ni compite con el mercado laboral, destaca la Secretaría General. "Cumple también una finalidad restitutiva a la vez que ejemplarizante e integradora. Tendrá una finalidad de utilidad pública, y podrá consistir en labores de reparación de los daños causados o de apoyo y asistencia a las víctima; o de participación del penado en los talleres o programas formativos o de reeducación, laborales, culturales, de educación vial, sexual y otros similares", añade Instituciones Penitenciarias. Entre las ventajas de este tipo de sanción, que se cumple en libertad y evita la ruptura con la vida familiar, laboral y social del penado.

Perfil del infractor

Según un estudio elaborado por Instituciones Penitenciarias sobre el perfil nacional, la tónica general es que el destinatario de estos trabajos en beneficio de la comunidad sea hombre (un 92%) y los delitos que se le imputen, los relacionados con la seguridad vial (76%), violencia de género (13,5%) y otros (8,5%).

El perfil del infractor es el de una persona normalizada e integrada en la sociedad, en la mayoría de los casos, señala el informe. Sí es cierto que el 68,5% no trabaja y cerca del 60% sólo dispone de estudios primarios. Un 22% tiene estudios secundarios, un 15,8% ninguno y el 3,6 cuenta con estudios universitarios.

La estadística indica que el 81,2% de los penados son españoles y principalmente se trata de personas entre 25 y 45 años (hasta un 32% son jóvenes de 26 a 35; y un 25% de 36 a 45 años). Sólo un 0,2% tiene más de 66 años.

La mayoría de los delitos de seguridad vial tienen que ver con el consumo de alcohol (seis de cada diez), seguidos de la conducción sin carné o sin puntos (tres), el exceso de velocidad, la negación a realizar la prueba de alcohol, entre otros.

En cuanto a violencia de género, los penados por estos delitos en su carácter leve son sobre todo españoles (ocho de cada diez), sin trabajo (82%) y cumplen una media de 60 jornadas un 63%).







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual