Medio ambiente

Agerdcyl constata en la provincia una decena de denuncias por vertido ilegal de residuos de construcción

​La Asociación de Gestores reconoce que aumenta la concienciación y por tanto el tratamiento de los escombros pero muchos restos siguen sin llegar a las plantas.

M.H. Actualizada 03/06/2016 a las 17:43
Etiquetas
Escombros depositados en una parcela de la capital, en una imagen de archivo.Mariano Castejón

A golpe de denuncias tramitadas por la Junta de Castilla y León, tanto del Servicio de Protección de la Naturaleza, Seprona, como de la Asociación de Gestores de Residuos de Construcción y Demolición de Castilla y León (Agerdcyl), las escombreras ilegales de la provincia van desapareciendo, y sobre todo por la norma europea que prevé endurecer la presión y las sanciones. "Cada municipio tenía su escombrera y se han clausurado", reconoció el responsable de la planta gestora de residuos de construcción ubicada en Golmayo, Luis Miguel Beltrán. Sin embargo, no todo pasa el filtro de la legalidad. "Una mitad de los residuos van al gestor, pero la otra se difumina en múltiples emplazamientos, en caminos...", detalla.

La conclusión es que ya no se encuentran grandes concentraciones de escombros pero sí pequeños depósitos, diseminados por la provincia adonde van a parar los restos de construcción que eluden la legalidad de una norma que exige la gestión de dichos residuos. "Así se trata de eludir la vigilancia de la Guardia Civil, que no llega a todos los sitios", explica Beltrán, quien añade que estas actitudes son más propias de pequeños constructores, "que lo abandonan en parcelas a ver si pasa el tiempo o salen ayudas a la gestión".

Agerdcyl constata que se han producido una decena de denuncias por vertidos ilegales en la provincia en los últimos años, tanto las formuladas por la propia asociación como aquellas que han partido de la Guardia Civil. Agerdcyl enumera comenzando por los residuos de construcción del parquin de Mariano Granados y El Espolón, "que dejaron escombros en varios puntos y denunció la Guardia Civil". Sigue con los restos del polideportivo de La Juventud, con los que hicieron "machaqueo, pero ilegal, y esos restos acabaron en la planta de tratamiento de residuos de construcción de Golmayo".

Otra de las denuncias, de la propia asociación, se centró en el carril bici de la capital, y finalmente los escombros fueron legalizados, "pero no todos", puntualizan desde Agerdcyl. Asimismo, una escombrera en una parcela particular, próxima a la carretera de Logroño, "donde vertía todo el mundo", acabó cerrándose por las denuncias presentadas.

Vertederos de municipios más poblados como los de El Burgo de Osma, Ágreda, El Royo o Almenar también recibieron un tirón de orejas para que fueran clausurándolos. A los pequeños vertederos no se les denuncia, únicamente se advierte a los ayuntamientos en una labor de concienciación. La última denuncia de Agerdcyl ante la Junta y el Seprona fue la pasada semana a las empresas Rebi y Amatex, "por infracciones de gestión de residuos, ambientales y urbanísticas", aunque los empresarios han desmentido que se produzcan "prácticas irregulares en gestión de escombros".
 







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo