Meteorología

Soria registró las temperaturas más bajas en una primavera "muy fría" y "muy lluviosa"

Los valores extremos oscilaron entre 31 grados en Miranda de Ebro (Burgos) y -8 grados en la capital soriana., según la Aemet.

E.P./heraldodesoria.es Actualizada 22/06/2016 a las 17:48
Temporal de frío y nieve registrado en Soria el pasado 10 de marzo.Mariano Castejón

Soria fue la capital de provincia que registró la temperatura más baja esta primavera (periodo comprendido del 1 de marzo al 31 de mayo de 2016) en todo el país, con -5,4 grados el pasado 15 de marzo.

Así consta en el análisis climatológico de la primavera hecho público este miércoles por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) que ha concluido que la primavera en Castilla y León ha sido "muy fría" y "muy lluviosa" como consecuencia de largos episodios de precipitaciones, la mayor parte de ellas generalizadas, y valores acumulados "muy superiores" a lo normal --el número de días de precipitación superó en 15 días el promedio para el periodo primaveral--.

Del mismo modo, entre el 1 de marzo y el 31 de mayo se registraron temperaturas más bajas de lo normal con especial atención a los registros máximos, que se mantuvieron en niveles inferiores al promedio prácticamente durante los tres meses. Según este informe, marzo fue más frío que diciembre y enero en gran parte del este y el sur de la Comunidad y también en algunas zonas del centro.

Los valores extremos de la primavera oscilaron entre 31 grados del 20 de mayo en Miranda de Ebro (Burgos) y los -8 grados en los días centrales del mes de marzo en estaciones de León y de Soria.

En concreto, en el mes de marzo predominaron los vientos de componente norte que dejaron una valoración de mes "muy frío" en toda la Comunidad, con casos "extremadamente fríos" en algunas zonas del sur donde las temperaturas medias se quedaron 1,9 grados por debajo del promedio mensual y una anomalía negativa de -2,5 grados en los registros máximos.

En cuanto a las mínimas, destacaron las registradas entre los días 12 y 15, con heladas generalizadas en todo el territorio, un valor medio en torno a los -3,0 grados y un valor extremo de -8 grados en algunas localidades de la provincia de Soria y en zonas altas de la Cordillera Cantábrica.

De media se registraron 16 días de helada, con el Valle del Tiétar y el Valle de las Batuecas como las únicas zonas sin heladas en ese mes.

Por su parte, abril fue un mes frío en toda la Comunidad con algunas zonas del sur que llegaron a ser muy frías, con la excepción del Valle del Bierzo donde el mes fue normal. Las temperaturas medias se quedaron 0,8 grados por debajo del promedio mensual debido a las temperaturas diurnas, con una anomalía de -1,5 grados (-2,0 en la primera quincena).

El valor más alto se registró el día 30 en Candeleda (Ávila) con 23,8 grados y fueron pocas las zonas y las fechas en las que se superaron los 20 grados.

En cuanto a las mínimas, los valores más bajos se registraron en los dos primeros días del mes de abril con heladas prácticamente generalizadas, con la excepción también del Valle del Tiétar, y con un valor extremo de -6,6 grados en Morón de Almazán (Soria). En abril se registró una media de seis días de helada, y de nuevo fue sólo el Valle del Tiétar la zona que quedó libre de heladas.

Finalmente, mayo tuvo un carácter normal o ligeramente frío con temperaturas medias que se quedaron 0,4 grados por debajo de la media. En este caso, aunque los valores mínimos se situaron cerca de lo normal, las temperaturas máximas se mantuvieron por debajo de lo esperado con una anomalía negativa de 0,8 grados.

En este caso, el mes comenzó con temperaturas inferiores a lo normal, sobre todo las mínimas, y con heladas prácticamente generalizadas. En los días siguientes, según consta en el informe de la Aemet, se produjo un ascenso rápido y las temperaturas mínimas se situaron en torno a lo normal y "relativamente estables" a lo largo del mes.

Sin embargo, las máximas descendieron casi 10 grados entre los días 4 y 6 y permanecieron en niveles inferiores a lo esperado durante el resto de la primera quincena y en la última decena del mes.

En este caso, las temperaturas máximas más altas se registraron los días 4 y 20, con una media de 25 grados y un valor extremo de 31 grados el día 20 en Miranda de Ebro (Burgos), mientras que entre los días 7 y 14 el promedio de la temperatura diurna no superó los 15 grados. La Aemet ha destacado a este respecto el caso de Ávila donde los días 12 y 13 no se llegaron a alcanzar los 11 grados.

Por su parte, la temperatura mínima más baja se registró el día 1 en Villapún (Palencia) y Ucero (Soria) con -3 grados. En mayo, el promedio de días de helada fue de un día, aunque la mayor parte de Salamanca y Sur de Zamora y los Valles del Tiétar y del Bierzo quedaron libres de heladas.

Según concluye la Aemet, en la pasada primavera los datos térmicos más relevantes correspondieron a los valores diurnos que, a diferencia que en los dos últimos años, estuvieron "casi permanentemente" por debajo de su nivel promedio mientras que los mínimos se mantuvieron cercanos a lo normal.

En cuanto a la evolución de las precipitaciones, en marzo se registró una precipitación total superior en 55% al valor medio para ese mes, aunque con "notables diferencias" por zonas. En general y según la Aemet, fue un mes muy húmedo en la provincia de Burgos así como en la Cordillera Cantábrica, en el Sistema Ibérico y, de manera más puntual, en algunas zonas del Sureste del Sistema Central.

En el resto fue húmedo, con la excepción del tercio Norte de la provincia de Zamora, el Valle del Tiétar y zonas del Centro y Sur de la provincia de Salamanca, donde ha tenido un carácter normal.

La mayor parte de las precipitaciones se encuentran comprendidas entre 35 y 68 litros/metros cuadrados y los valores extremos oscilan entre 14 litros/metro cuadrado (en Tierra de Campos de Zamora y Valladolid) y 283 litros por metro cuadrado (en el Valle de Mena, Burgos), con un promedio de 15 días de precipitación.

Por su parte, abril fue un mes muy húmedo en la mayor parte de Castilla y León aunque en algunas zonas del oeste y del centro llegó a ser "extremadamente húmedo" con el ejemplo del Observatorio de Zamora que registró 102,7 litros por metro cuadrado, " la más alta de su serie histórica".

Por el lado contrario, en la provincia de Soria, Norte y Este de Burgos, así como en gran parte del Norte de Ávila y Suroeste de Segovia, los valores dejaron un carácter de mes húmedo o normal.

La mitad de las estaciones meteorológicas registraron precipitaciones comprendidas entre 79 y 128 litros por metro cuadrado y los valores extremos oscilan entre 41 litros por metro cuadrado (al Norte de Ávila) y 291 litros por metro cuadrado (en la vertiente Sur del Sistema Central de Ávila y Salamanca).

Finalmente, mayo también estuvo marcado por la inestabilidad con un promedio generalizado de 14 días de precipitación pero con un reparto muy desigual de las precipitaciones ya que mientras que en zonas del Noroeste, así como del Oeste y Sur de la Comunidad fue húmedo o muy húmedo en el Este y Noreste ha sido seco y puntualmente muy seco.

Gran parte de las precipitaciones se produjeron en forma de chubasco y en ocasiones con tormenta, lo que ocasionó "importantes diferencias" en los registros de la precipitación incluso en zonas próximas.

En este caso, la precipitación total más alta se registró en Navasfrías (Salamanca) con 234 litros por metro cuadrado y el valor más bajo en Belorado (Burgos) con 28 litros por metro cuadrado. La mitad de las estaciones meteorológicas registraron precipitaciones comprendidas entre 45 y 91 litros por metro cuadrado.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual