Elecciones generales

María Irigoyen: "Con un PSOE fuerte, España avanzará"

​La cabeza de lista del PSOE al Senado por Soria quiere hablar de propuestas y no de sorpassos. Desea que en la Cámara Alta se oigan los intereses de la provincia y se combata la despoblación.

Mónica Fuentes/Jorge Lisbona Actualizada 23/06/2016 a las 12:38
María Irigoyen, cabeza de lista del PSOE al Senado por SoriaMariano Castejón

No se ha logrado un acuerdo y España va a unas nuevas elecciones. ¿Quién tiene la culpa?
No me gusta hablar de culpa, pero sí de responsabilidad. Ha habido unos responsables de que no se haya llegado a un acuerdo. ¿Qué hubiera pasado si Pedro Sánchez no hubiera dado un paso adelante para formar Gobierno? Estaríamos en un limbo legal. Además de ser valiente, puso encima de la mesa un programa de gobierno asumible que, más o menos, recogía propuestas de todos los partidos para llegar a un acuerdo de Gobierno y que España no estuviese en una situación de transitoriedad. Él puso el reloj constitucional en marcha. Vamos a llegar al mes de septiembre sin gobierno, pero este país necesita tomar iniciativas que vengan a solucionar los males que tenemos. Cada uno ha de asumir lo que ha hecho y lo que no. Hay que pedir responsabilidades.


¿A quién?
A quienes impidieron que se formara gobierno: el Partido Popular y Podemos, fundamentalmente, que son los que se han negado a hablar. Estaban más mirando a un tiempo que les podía beneficiar que a solucionar los problemas de España. Ha de haber una voluntad de diálogo. Las fuerzas emergentes deben aportar soluciones, no líneas rojas o sillones. Necesitamos un compromiso por el bienestar, el progreso y la cohesión.

El PP dice que el primero que no quiso sentarse fue Sánchez...
Ellos se sentaron a esperar. No pusieron encima de la mesa un proyecto de gobierno. Me gustaría traer a colación lo que he aprendido en estos meses en el Senado. Lo que yo he visto en las sesiones plenarias me ha llamado la atención. Yo venía del Parlamento Europeo, donde se trata de negociar. Yo trato siempre de negociar. Me interesa mejorar cada día la vida de todos. Para eso está la política, que es el arte de lo posible.


¿Podría traducirse el fracaso de las negociaciones en una menor asistencia a las urnas?

Los sondeos dicen que puede haber menos asistencia, pero yo no lo creo. La última semana de la campaña es fundamental para movilizar a las personas y que se responsabilicen. El ejercicio de la democracia te da el derecho a votar, y eso es fundamental. El PSOE sabe que tiene que movilizar al electorado, es necesario. En Soria, coge una semana en que mucha gente se va de vacaciones... Hay que decirle a la gente: estamos decidiendo un futuro y un presente y a ti te interesa. Si quieres decir un sí al cambio, un sí a nuevas oportunidades tienes que votar.

Pero, como usted dice, los sondeos no son alentadores...
Esto es cosa de todos. El barómetro del CIS dice que el 83% de los españoles consideran que la situación política es mala. Yo siento preocupación por esa desafección, que aleja a la ciudadanía de la política. Yo me he preocupado por demostrar que los políticos venimos trabajando por Soria. Estoy en contra de la política del espectáculo. La desafección se puede paliar si los ciudadanos ven el trabajo que estamos haciendo. No se puede hacer oportunismo político. Hay que recuperar el ejemplo de la política y los políticos a lo largo de la Transición. Entonces, la generosidad estaba por encima del interés general. Hay que hablar de propuestas y no de sorpassos. El programa electoral es un contrato con la ciudadanía. Al final del mandato siempre hay que rendir cuentas de lo que se haya hecho o dejado de hacer.

El Congreso está fragmentado, pero en el Senado, el PP revalidó su mayoría absoluta. ¿Cree que el nuevo resultado mejorará la representación del resto de partidos de la Cámara Alta?
Espero que en el Senado haya una representación proporcional. En el caso de Soria, que haya personas que representen a la provincia y quieran luchar por ella. Yo quiero oír en el Senado la palabra Soria. Quiero oír que por encima de todo va a estar la cohesión necesaria, que se acaben los agravios del día a día. Para eso necesitamos tener una representación, un buen resultado del PSOE. La polarización también se ha vivido allí. Se estaba más pendiente del postureo que de utilizarlo para hablar de política. Ninguna comisión se puso en funcionamiento. En el Congreso sí, porque ahí el PP no tenía mayoría absoluta. Quiero que cuando los políticos sorianos hablen durante la campaña digan qué han hecho y qué van a hacer por esta provincia.

¿Habrá sorpasso en Soria?
Espero que no. Vamos a tratar de que no se dé. El PSOE fue el único que trajo inversión a Soria. Hemos hablado muchas veces del PAES, pero es que es así. La memoria es muy selectiva muchas veces y se olvidan temas fundamentales para Soria. La Cámara de Contratistas de Castilla y León señala que durante una sola legislatura socialista se invirtió más en esta provincia que durante dos legislaturas del PP. Esta es la diferencia. Lo fundamental para Soria es recuperar población e inversión, y eso es lo que hemos hecho los socialistas. Hoy sabemos también que el PIB soriano está por debajo de la media del de Castilla y León. ¿Qué inversiones han venido para Soria? De cada cien euros destinados a territorios desfavorecidos solo se invirtieron 18. De cada cien contemplados para crear empleo y ayudar a la industria, seis. Esta es la situación real.

¿Estará entre sus prioridades combatir la despoblación?
Si queremos avanzar debemos tener un buen diagnóstico. Aquí se han destruido más de 5.000 empleos y la población activa ha disminuido. Hay 5.380 cotizantes menos. ¿De qué creación de trabajo hablamos? Queremos dinamizar el consumo, pero los salarios son bajísimos, indignos. Según Cáritas, 10.000 personas viven en Soria en la pobreza, sin prestación alguna. Hay que contrastar los números, no decir verdades a medias. Aquí hablamos todos de despoblación. Recuerdo que cuando estaba en el Parlamento Europeo comencé a hacerlo. Para nosotros es un drama, un mal endémico muy grave. Conseguimos que, para esta perspectiva financiera, el 5% de los fondos fueran para zonas de montaña y despoblados. El otro día, en las jornadas de El Hueco, le pregunté al director general de Economía Social cuánto dinero le correspondía a Soria y dio la callada por respuesta. Ese dinero es fundamental. La provincia tiene que tener visibilidad. Tenemos que convertir la despoblación en oportunidad para invertir, captar nuevos fondos europeos y que vuelvan los jóvenes. Muchos estarían encantados de hacerlo, pero necesitan un trabajo digno. Esta sangría no nos la podemos permitir, y el PSOE es el único partido que lleva un apartado específico para Soria en su programa.

¿Y qué recoge?
Planes específicos para territorios gravemente despoblados. No queremos que se rompa España. Necesitamos solidaridad. Soria tenía en 1960 más de 150.000 habitantes. Yo recuerdo con gran preocupación ese éxodo. La gente se fue para Cataluña, Madrid, Aragón, País Vasco o Navarra. Todo ese valor añadido debería volver a través de la solidaridad. Es muy preocupante que se polarice la campaña. La polarización en Europa, España y Soria nunca ha sido buena.

¿Qué cambios introduce el programa respecto al 20-D?
El programa se mantiene. Fundamentalmente, se centra en recuperar el empleo digno, derogar la reforma laboral… Lo que se consigue con las bonificaciones es que no se crean empleos sostenidos. Me gustaría preguntarle al Gobierno de España y al de Castilla y León por qué no se hace más por traer inversión a Soria, por qué siempre se crean empresas en Valladolid, Palencia o Burgos. La política ha de servir para cohesionar y corregir desigualdades. Las provincias más desfavorecidas son las que necesitan más la solidaridad.

Muchas veces se habla de planes y programas, pero al final no se avanza. El PAES, por ejemplo, no llegó a ejecutarse en su totalidad. ¿Contemplan alguna medida concreta e inmediata?
No es que el PAES no se llegara a ejecutar. Se hicieron muchas cosas, como las orillas del Duero o el regadío de Almazán. Se puso en marcha la cárcel, se hizo el centro de día, que sigue ahí parado... También estaba el proyecto para el tramo de la Omeñaca. A nosotros para Soria todo nos parece poco. En cambio, el PP votó en contra en la comisión contra la despoblación. Habría que preguntarles por qué. Nosotros queremos y ofrecemos oportunidades. A mí lo que me vale es que me pongan hechos encima de la mesa. Ahí están las cantidades de la Cámara de Contratistas de Castilla y León. Entre 2004 y 2012, la inversión fue de 491 millones en la primera legislatura y de 395 en la segunda. Entre 2012 y 2016, solo de 68 millones. En reindustralización hay que recordar que de los más de ocho millones de la última convocatoria solo se han ejecutado algo más de 500.000 euros.

Pero solo la inversión de la A-15, aunque escasa, supera esos 68 millones a los que alude...
El pico de la crisis fue 2008, aunque a Soria llegó más tarde. Entre 2009 y 2011 se invirtieron 44,2 millones. Ahora, las condiciones de las reindus son prácticamente inasumibles. España está creciendo, ¿por qué esas condiciones son tan difíciles? Algo falla. Hace falta una apuesta decidida del Gobierno central. A mí no me sirve que el señor Posada pasee por Soria esperándolas venir. Me sirve que me diga qué ha hecho por Soria y qué medidas ha tomado o propuesto. Esta provincia necesita compromiso y voluntad. Las fuerzas emergentes me recuerdan al tú más. Podemos es un partido que en sociología política se llama ‘catch all’. Es decir, atrapatodo. Vayamos a las propuestas. Que no sea como las dietas milagro. Podemos adelgazar y luego engordar o dejarnos la salud en el intento. Puedes decir que algo no te gusta, ¿pero tú qué harías? ¿Qué propones? Es lo que echo en falta: propuestas concretas para Soria. Ojalá que se comprometan ahora, pero mucho me temo que se busca la rentabilidad de los votos. A este país le fue bien cuando gobernaba el PSOE y le irá bien si el PSOE consigue equilibrar los dos polos de la balanza. Lo que ofrecemos es diálogo y un proyecto y un modelo de gobierno para salir adelante. Nuestro electorado debe saber que con un PSOE fuerte España avanzará. Los hechos demuestran los grandes avances que hemos tenido: las pensiones no contributivas, la sanidad, la educación pública…

¿Contempla unas terceras elecciones?
El PSOE hará todo lo que esté en su mano para que no sea así, pero para eso necesitamos un buen resultado electoral, que los sorianos y las sorianas acudan masivamente a las urnas. Es fundamental. La fiesta de la democracia es de todos. Yo rindo cuentas de lo que he hecho. Necesitamos que la ciudadanía nos acompañe. Para todo se necesita diálogo. Los que quieren romper España, que expliquen por qué. La campaña se está haciendo en las televisiones, pero ahí no se habla de propuestas. Cada partido ha de ponerlas encima de la mesa para que los ciudadanos vean lo que se cumple y lo que no. Hay que hacer una nueva cultura política de la responsabilidad de todos y levantar el ánimo de la gente.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual