Agraria

Crece la demanda de alimentos ecológicos pese a los escasos puntos de comercialización

Cada vez son más los consumidores que buscan una alimentación completamente natural frente a las grandes producciones en las que se utilizan productos químicos.

N.O.C. Actualizada 30/08/2016 a las 10:57
Constituido hace algo más de cinco años, el grupo de consumo ecológico de Soria es una red que tiene como objetivo autogestionarse para consumir productos ecológicos locales.Mario Tejedor

"Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento". Esta frase de Hipócrates de Cos, el padre de la medicina, data de hace 25 siglos. Entonces ya el médico griego hablaba de la relación entre la salud y la alimentación.

Para muchos, alimentarse adecuadamente se ha convertido no en una opción, sino en una prioridad y en un estilo de vida. Aunque la demanda en este caso en Soria, parece que va por delante de la oferta. La provincia cuenta con sólo una tienda de productos de huerta frescos, situada en el Mercado de las Concepciones, en la capital. Junto a este mercado, los jueves la clientela de productos ecológicos tiene también la opción de comprar en el puesto de Diego Santiuste, agricultor y vendedor que tiene su propia producción en Villar del Río. Para otros, la opción es la de formar parte del Grupo de Consumo Ecológico formado hace un tiempo en Soria.

La demanda de productos ecológicos es cada vez mayor. Pero en este caso, a los consumidores sorianos les toca esperar a que aumente la oferta y la variedad para situarse al nivel de otras ciudades.

Producir verduras y hortalizas ecológicas en Soria no es imposible. Hay 50 hectáreas destinadas a este tipo de producción, aunque casi toda se va fuera de la provincia. En Villar del Río, Diego Santiuste produce durante casi todo el año verduras y hortalizas. En este época por ejemplo, aún se pueden plantar espinacas, lechugas, acelgas, borraja, zanahorias, remolacha, coles, romanescu o bimi (un híbrido entre brócoli y espárrago), así como otra verdura denominada packchoi (híbrido entre col china y acelga) o la berza kale (muy de moda y propia de dietas alcalinizantes). Zanahorias moradas (su color original, antes de que los holandeses las cambiaran a naranja, según explica Diego) también se dan.

"La producción se consigue rotando los cultivos, es obligatorio rotar, donde plantas lechugas al año siguiente tienes que plantar otra cosa", indica. Explica que hay cuatro clasificaciones: vegetales de raíz, hoja, flor y fruto. La rotación va en ese sentido. "Por ejemplo, si pones una lechuga, puedes poner dos plantaciones seguidas, pero tienes que esperar dos años a plantar lechugas en el mismo lugar", señala. Rotar y asociar unas plantas con otras son las claves para luchar contra las plagas y obtener producción.

"Soria es un clima frío y no hay problemas de plagas; las huertas ecológicas no son monocultivos, así que es difícil que ocurran fenómenos de ese tipo", asegura. Con un sistema de producción que no usa químicos, hay un margen de fallos a tener en cuenta.

Las plantas siguen su ritmo normal. Por ejemplo, una lechuga tarda 50 días en estar lista en verano, o 90 días en invierno. "Una lechuga convencional se recoge a los 26 días; el producto está más adelantado y tiene menos sabor. Después se mete a una cámara hasta que se vende", explica. "Una manzana puede haber sido tratada con hasta 50 sustancias, desde que se siembra hasta que se almacena", añade.

Por eso, los clientes, según asegura, valoran el sabor de los productos. La producción ecológica no es tan abundante, pero a cambio ofrece alimentos con la garantía de que son 100% naturales. Incluso daría para abastecerse, pues según explica Diego, una familia podría tener verduras casi todo el año con solo 70 metros cuadrados, siempre que tuviera conocimientos.

No obstante, mantener el negocio todavía no es rentable para este productor, que está respaldado por una cooperativa. Poco a poco, sin embargo, la demanda empieza a crecer.

Productos cercanos

Para Ángel Polo, uno de los dueños de la tienda Los Jacintos, en el mercado municipal, la producción ecológica es una vieja conocida. Su padre empezó a producir así hace 25 años en Villarroya (Zaragoza). En 2002 se incorporó él y hace dos años le siguió su hermano. "El consumo ecológico está aumentando y decidimos buscar un lugar. Soria nos pareció adecuado por cercanía y falta de producto, por lo que abrimos la tienda hace casi dos años", explica.

Producen frutas y verduras y venden su propia producción así como de otros productores (de Deza, Tarazona, Navarra...), en todo el abanico de alimentación. "Empezamos como una prueba y enseguida nos dimos cuenta de que había suficiente gente para poner un puesto; compramos directamente a los productores para que el precio sea más asequible", añade.

Defiende que "lo ecológico no es caro". "Si compras a los agricultores, sacas buen precio. Si vendes poco no hay opción de comprar directamente a los agricultores. Tratamos de evitar productos fuera de temporada", comenta, para afirmar rotundamente que "no se puede comparar el producto convencional con el ecológico". "Un pollo que ha vivido en libertad, alimentado con grano y hierba y que llega con ocho meses no puede ser como uno que se compra a cuatro euros el kilo, que está inflado, alimentado con cereales transgénicos y hormonas, no es natural ni sano", indica. "Si el tomate ecológico cuesta a 1,50 euros el kilo y el convencional a 60 céntimos, todo está en qué prefieres y con qué te quieres alimentar, si piensas que una lechuga tiene que valer 50 céntimos, no sabes lo que vale cultivar las cosas, no se puede comparar lo que produce un agricultor con lo de una multinacional, comparar no tiene mucho sentido, no es lo mismo alimentarse que llenar el estómago", reflexiona. La diferencia llegará, según afirma, cuando la oferta aumente y suceda en Soria como en otras ciudades, donde comprar ecológico es incluso más barato.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual