Comercio

Las rebajas resultan "peores" que en 2015 tras caer "hasta un 50%" en julio y mantener el nivel en agosto

Pequeño comercio y grandes superficies admiten que ha habido mayor afluencia, pero el gasto "se ha contenido» y no ha sido posible crecer respecto a otros años".

Actualizada 29/08/2016 a las 10:01
Etiquetas
Los escaparates del centro de la capital anuncian los últimos días de unas rebajas de verano que no han cumplido las expectativas de los empresarios del sector.Mario Tejedor

Se ha multiplicado la población, pero no las ventas. Pequeño comercio y grandes superficies confirman que las rebajas de verano de 2016 han sido "peores", en líneas generales, que las de 2015. Pese a que muchos establecimientos exhiben carteles de ‘últimos días’ en sus escaparates, las ventas se centran ya en productos de nueva temporada. Es momento de guardar el bañador y prepararse "para el otoño-invierno".

En julio se vendió menos, "hasta un 50% menos", y agosto, lejos de equilibrar la balanza, se ha limitado a mantener unos datos "similares" a los del año pasado que parecen no ser suficientes. La sensación es que la facturación no se habría recuperado "aunque se hubiera vendido más" en estas semanas, marcadas por un puente de agosto a la baja. Así lo cree, al menos, el vicepresidente de la Federación de Empresarios de Comercio de Soria (FEC-Soria). "Julio, en general, ha ido mal. Hay gente que vendió entre un 30% y un 50% menos", confirmó.

Él achaca estos datos a la incertidumbre política. En su opinión, la formación de Gobierno podría devolver al comercio a la tendencia positiva experimentada hasta diciembre de 2015, mes en que la subida comenzó a torcerse. Lejos de ser un tópico, Gil asegura que se nota. "Empieza en el grande, pero termina afectando al pequeño. Las subvenciones, por ejemplo, están paralizadas", razonó. "Todo está parado", añadió. Existe, además, un factor psicológico.

Los datos, a su juicio, hablan por sí solos. "En julio se ha batido el récord de visitantes, pero no se ha vendido en consonancia, ya no solo en el comercio, también en la hostelería", recordó. El calor ayuda a que la gente siga comprando prendas rebajadas de verano. Aunque la nueva temporada manda, hay comerciantes que aprovechan estos días de impasse para sacar restos del otoño-invierno y ofrecerlos más baratos.

Lo importante es que el buen tiempo se mantenga hasta la primera quincena de septiembre. Eso ayudará al sector a quitarse parte del stock no vendido en julio y agosto. A partir de entonces convendría una temperatura moderada. "Si empezamos con frío y lluvias, la gente no sale", apuntó. En los últimos años, no obstante, "ha hecho ‘bueno’ prácticamente hasta el puente de la Constitución".

Jesús Muñoz, presidente de Soriacentro, considera que los veraneantes han ayudado (y mucho) a equilibrar las cuentas. El hecho de que la población se multiplique eclipsa en ocasiones a las propias rebajas. En su caso, el balance del último mes es "positivo". Ha vendido, aunque quizá no todo lo deseado. Pese a que el resultado es "más o menos" similar al de 2015, muchos empresarios siguen necesitando el verano "como agua de mayo". "Nuestro problema no está en la falta de comercio ni de una buena colección de artículos, es poblacional. Nuestra población está ya muy mayor", argumentó.

Él cree que muchos veraneantes "estaban esperando a hacer sus compras en Soria", algo que se explica por el trato "más humano y familiar" que en otras ciudades. "A muchos les ha sorprendido la categoría de nuestros comercios", aseveró. En su tienda se han vendido camisas, sábanas, toallas… "Ha habido demanda", reconoció. Esta última semana, sin embargo, ha sido "más floja", ya que la gente ya se había marchado o estaba "haciendo las maletas".

A la espera de un otoño incierto

Muñoz espera el otoño "con expectación". La prioridad será "subsistir hasta Navidad". El comercio tratará de reactivar las ventas con iniciativas como el Black Friday, pero septiembre suele ser regular y octubre y noviembre, "entre malos y malísimos".

En Camaretas hubo mayor afluencia, pero también "contención de gasto". En julio, según confirmó su gerente, Félix Sanz, las ventas "no fueron muy positivas". "Fue San Juan y hubo un festivo de apertura menos. Lo que se potenció en junio fue de menos al mes siguiente", detalló.

La caída llegó "al 5%". Agosto, a falta los últimos coletazos, tampoco destaca por el gasto. "Confiamos en que se mantendrá respecto a 2015, aún quedan unos días", expuso. En este caso, la última semana es importante, pero no por las rebajas. "Ya no queda prácticamente nada, aunque mucha gente que viene a dar una vuelta termina picando productos de nueva temporada al ver cosas a precios interesantes", añadió.

Al igual que el pequeño comercio, ratifica que, al menos en lo que respecta a julio, las rebajas han sido "peores". Los descuentos, de hasta el 70% en muchos casos, parecen no haber sido suficientes para recuperar la senda del crecimiento. Camaretas lo ha intentado sorteando carros por valor de 100 euros y promocionando productos a través de las redes sociales. Las previsiones, sobre todo en el pequeño comercio, no eran excesivamente optimistas. Meses como mayo dejaron el listón "bajo".







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual