Sanidad

Crece un 24% el reciclaje de fármacos hasta una media de 100 gramos por soriano

El avance se debe, en parte, a la toma de conciencia ciudadana sobre este buen hábito, según defiende SIGRE.

S.L.O. Actualizada 19/09/2016 a las 14:20
Uno de los puntos SIGRE en una farmacia soriana.Mariano Castejón

Cada soriano recicló a lo largo del año pasado una media de 100,08 gramos de envases, vacíos o con restos de medicamentos, por habitante lo que supuso un 24,47% más que en las dos anteriores anualidades, cuando la media fue de 80,34 gramos de este tipo de residuos por ciudadano; la cifra, no obstante, es un 82,9% superior a la registrada durante 2012 (45,36 gramos más por habitante), cuando se contabilizó una media de 54,72 gramos reciclados.

Los datos aportados por la entidad de Sistemas Integrados de Gestión y Recogida de Envases (SIGRE) recuerdan que esta actividad es posible gracias a los 70 puntos disponibles en las oficinas de farmacia de la provincia de Soria, uno más que hace tres años.

Las mismas fuentes de la empresa de gestión aclaran que este avance se ha debido, en parte, al aumento de los envases vacíos depositados en los puntos SIGRE, que se ha incrementado en 2015 en un 13,95% y, en parte, a la mejora que cada año experimenta la toma de conciencia ciudadana sobre el reciclaje de este tipo de residuos. No en vano, "gracias a las campañas de comunicación y sensibilización que SIGRE realiza habitualmente, se ha consolidado el hábito de reciclar los envases, vacíos o con restos de medicamentos, en los hogares de Soria y se ha fomentado el uso responsable del medicamento".

En resumen, la información de la entidad de gestión y recogida de este tipo de productos habla de que a lo largo de la pasada anualidad se compiló una media de 100,08 gramos de residuos de embalajes y de fármacos; un año atrás la cifra fue de 80,40 gramos, similar a la registrada en 2013, cuando se habían recogido 80,28 gramos y se experimentó el primer gran repunte. En 2012 se situaba en los mencionados 54,72 gramos.

Tratamiento específico

La recogida de los puntos SIGRE garantiza que estos restos reciban el tratamiento medioambiental adecuado, evitando que puedan dañar el entorno. Como se recuerda desde la organización, "para cuidar de nuestra salud y de la del medio ambiente es imprescindible utilizar los medicamentos de forma responsable y eliminarlos a través del punto SIGRE cuando ya no sean necesarios".

SIGRE ofrece un tratamiento medioambiental específico pues se trata de "residuos especiales". Aunque la legislación europea y española los asimila a desechos urbanos, requieren de un procesamiento determinado y diferenciado que favorezca el cuidado y la conservación de la naturaleza. Por esta razón, el sector farmacéutico creó SIGRE, al objeto de realizar es proceso concreto para este tipo de productos.

Reciclar correctamente

Es indispensable revisar periódicamente el botiquín doméstico, cada seis o 12 meses, para no acumular medicamentos, verificando la caducidad y buen estado de los elementos y fármacos que lo componen. Una vez comprobado, desde la entidad se indica que hay que llevar al punto SIGRE todas las medicinas caducadas o las sobrantes de tratamiento, con su caja y prospecto, además de los envases que han estado en contacto con el medicamento (frascos, blíster, tubos, aerosoles, ampollas, etcétera) aunque estén vacíos. Además, se hace hincapié en que las cajas de cartón y de medicamentos de todo tipo, tengan aún restos del fármaco o estén vacías, no deben tirarse al contenedor azul del papel ni al amarillo de los embalajes; tampoco al contenedor verde de vidrio.

Seguramente se esté preguntando por qué también hay que depositar la caja y el prospecto, aunque el envase esté vacío. SIGRE aclara que "todo material que haya estado en contacto con medicinas debe gestionarse de manera específica", lo que incluye el embalaje. Además, se añade, la caja facilita la identificación del residuo de la medicina en el proceso de selección y clasificación, ya que en función de la tipología del fármaco se le aplica un tratamiento medioambiental diferente.

Debe saber que los puntos SIGRE únicamente se encuentran en las oficinas de farmacia "por motivos de seguridad y salud pública, ya que de esta forma los residuos de medicamentos permanecen en todo momento custodiados por profesionales farmacéuticos".

Qué no depositar

Entre los elementos de uso sanitario que no pueden ir al punto SIGRE se encuentran radiografías, termómetros, gafas, gasas y material de cura, prótesis, agujas u objetos punzo-cortantes, los cuales se deben depositar por lo general en los puntos limpios o ecoparques municipales, donde suele haber contenedores especiales para dejar este tipo de restos.

En cuanto a las agujas, como excepción, sólo cuando no sea posible separar la aguja, sí se permiten jeringas precargadas y plumas o bolígrafos de insulina, en cuyo caso siempre deberán depositarse con la aguja tapada con su capuchón protector o similar.

Los productos de parafarmacia también tienen unas reglas para entregarse en estos puntos de compilación y reciclaje de medicinas, pues depende del artículo. Si bien SIGRE ha sido creado principalmente para la recogida de los envases y restos de medicamentos, también admite algunos productos de parafarmacia (de nutrición, dietética, higiene, etcétera) que deben ir identificados con el logotipo SIGRE en el envase para poder ser reciclado en el contenedor blanco.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual