Gastronomía

Gastronomía
Gastronomía

La Junta registra cinco denuncias en matanzas de cerdos de la provincia

Varias asociaciones de defensa de los animales buscan acabar con lo que consideran "una cruel tradición".

Alba Jiménez Aranda Actualizada 05/01/2017 a las 11:25
Matanza del cerdo en un municipio sorianoMario Tejedor

'''
La Junta de Castilla y León ha registrado cinco denuncias por hechos relativos al aturdimiento en matanzas de cerdos que han tenido lugar en la provincia y que actualmente se encuentran en estado de tramitación por el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería.

Las matanzas de cerdos fuera del matadero son una actividad tradicional que a día de hoy todavía se mantiene en la provincia, a pesar de caer en desuso como otras costumbres rurales. Decenas de pueblos y familias sorianas continúan con esta tradición ancestral. En los últimos años, ha cambiado ligeramente el procedimiento habitual debido a que se ha modificado el reglamento para reducir el sufrimiento del animal. No obstante, las asociaciones y organizaciones animalistas han lanzado recientemente diferentes campañas para acabar con lo que consideran "una cruel tradición". Los organizadores de varias matanzas de cerdos de la provincia defienden su actividad recordando la historia de esta tradición, afirmando que cumplen con la normativa vigente y confirmando que el animal incluso sufre menos que en un matadero industrial.

Asociaciones animalistas

La acción animalista más reciente es la llevada a cabo por la Asociación Nacional para la Protección y el Bienestar de los Animales (ANPBA) que a mediados de diciembre solicitó a la Junta de Castilla y León que prohibiese "expresamente" las matanzas públicas de cerdos, así como que controlase que los animales que son sacrificados fuera de mataderos sean previamente aturdidos, cuestión ya contemplada por las leyes reguladoras.

ANPBA realizó esta petición a raíz de que la Junta iniciase un expediente sancionador por la matanza de un cerdo durante la Feria de la Matanza de Villada en la provincia de Palencia en el año 2014 y que podría haber constituido una infracción administrativa.

La asociación difundió un vídeo en el que denunciaba que el sacrificio de este gorrino se hizo sin el previo aturdimiento que obliga la ley y que cuando el animal todavía no había muerto se procedió a su chamuscado. ANPBA también denunció recientemente otras 14 matanzas, en Soria, Ávila, Palencia, Segovia y Salamanca porque entienden que se podría haber vulnerado la normativa de protección de animales en el momento de su matanza.

Desde la asociación animalista comunicaron a este periódico que "la Junta directiva adoptó unánimemente el acuerdo de hacer públicas las denuncias cuando se inician las actuaciones administrativas y no cuando se presentan", por lo que todavía no trasladan esta información. Así explicaron que ocurrió con el caso de Villada ya que la denuncia se interpuso hace tiempo pero "aguardando con paciencia" finalmente fue dado a conocer una vez concretado el asunto en la vía administrativa.

La posición de ANPBA también es compartida por otras organizaciones animalistas como PACMA, partido que defiende la postura de impedir la celebración de matanzas de cerdo como espectáculo. PACMA recientemente manifestó su "malestar" ya que a pesar de que el Reglamento europeo 1099/2009 determina la obligatoriedad de aturdir a los animales antes del sacrificio y prohibe herir, arrastrar y, en definitiva, provocar todo dolor o sufrimiento evitable, desde su perspectiva "las matanzas domiciliarias siguen produciéndose sin que nada de esto se tenga en cuenta".

Normativa y postura de la Junta

Existen dos tipos de matanzas de cerdos, las públicas y las domiciliarias. Las primeras, se rigen por el Reglamento comunitario de 2009, la Ley estatal de 2007 y el Real Decreto de 2014. Las domiciliarias reconocen a los animales sacrificados en domicilios particulares para autoconsumo y deben atender a la Orden del 25 de septiembre de 2000 de la Consejería de Sanidad y Bienestar Social de la Junta de Castilla y León. Las sanciones por incumplimiento de estos dictámenes comprenden multas económicas que comienzan en los 600 euros.

Ante la polémica en estas celebraciones la Junta de Castilla y León vigila que se cumpla la normativa vigente en esta materia de Bienestar Animal, con el aturdimiento previo y la guía correspondiente del animal.

Jornadas del Virrey Palafox

Las Jornadas Rito Gastronómicas de la Matanza del Virrey Palafox son un evento histórico que se lleva celebrando 43 años en El Burgo de Osma y que desde 1982 está catalogado como fiesta de Interés Turístico. Cada año las matanzas mueven alrededor de 9.000 personas, entre las que han pasado comensales de la talla de Camilo José Cela, Chumy Chumez, Jose María Íñigo o Luis del Olmo, entre muchos otros intelectuales y celebridades.

Con motivo de las jornadas aumenta la contratación en El Burgo, ya que durante la campaña de este evento trabajan alrededor de unas 50 personas, tal y comentó a este periódico Armando García, director del hotel Virrey Palafox. Una tradición con justificación histórica, que aparece en grabados del siglo XII y que antiguamente se celebraba en cada casa, pero que con los años ha sido abandonada. Este año se realizarán todos los fines de semana desde el día 14 de enero hasta el 9 de abril, como siempre cumpliendo estrictamente con la normativa vigente, con una parte didáctica y la posterior degustación de productos. El periodista y escritor Máxim Huerta será el protagonista de la inauguración y el pregonero de las Jornadas de la Matanza del Virrey Palafox que tendrán el pistoletazo de salida el próximo sábado 14 de enero. García afirmó a este medio que el partido y la organización han hecho una campaña de difamación, mezclando la matanza en casa o domiciliara con la pública, que tiene una normativa "más estricta" y que establece entre otras que el animal tiene que ser aturdido y el traslado ha de realizarse con las debidas condiciones sanitarias.

Desde el Virrey Palafox trasladaron su consciencia de que es un evento público y ellos mismos son los primeros que quieren "cuidar todos los detalles", pero que este tipo de campañas animalistas les afectan. "No queremos que nos confundan", afirmó García por lo que están abiertos a explicarse y defenderse. Asimismo, recalcó que este tipo de informaciones que hacen públicas ciertas asociaciones animalistas son una "ignorancia del mundo rural" y que primero deberían documentarse ya que en algunas ocasiones hasta han confundido dónde se encuentra El Burgo.

Matanzas en Deza

Las matanzas en Deza se realizan a partir del último fin de semana de enero. Se llevan a cabo con un proceso tradicional, con la matanza ‘in situ’, se arregla y se limpia el cerdo, además, de realizarse morcillas. Los asistentes pueden disfrutar de un menú típico, con comida y almuerzo. Posteriormente, un grupo de dulzaineros ameniza la fiesta. Tal y como comentaron los organizadores, se trata de una "mezcla" de tradición y gastronomía.

En las jornadas de Deza se sigue el ritual tradicional, es decir, se espera la llegada del animal, posteriormente es sacrificado por los ‘matachines’, se recoge la sangre y se limpia el gorrino. Posteriormente envían el cerdo a la carnicería, ya que no pueden manipular la carne para consumo. La normativa es estricta y ellos realizan la matanza "como en casa", siguiendo los reglamentos de la matanza domiciliaria. En su caso, el cerdo se coge de una granja del pueblo y el animal no pasa más de cinco minutos en el camión, por lo que "sufre mucho menos" que si se llevase a un matadero industrial al tratarse de un transporte corto en el que el estrés del gorrino es casi nulo.

Garray

Garray es otro de los pueblos que realiza actividades de este tipo. Desde hace cerca de seis años, en diciembre, durante el puente de la Constitución, en este municipio soriano organizan un día de matanza con el afán de reivindicar la tradición y "juntar" a la gente del pueblo. En este acto se degustan y se hacen a la brasa diferentes partes del cerdo como panceta o morro. También se demuestra cómo se hacen las morcillas.
'''
$(html_text)
'''La Junta de Castilla y León ha registrado cinco denuncias por hechos relativos al aturdimiento en matanzas de cerdos que han tenido lugar en la provincia y que actualmente se encuentran en estado de tramitación por el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''La Junta de Castilla y León ha registrado cinco denuncias por hechos relativos al aturdimiento en matanzas de cerdos que han tenido lugar en la provincia y que actualmente se encuentran en estado de tramitación por el Servicio Territorial de Agricultura y Ganadería.
'''
$(html_text)
  




Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo