Demografía

Ocho de cada diez pueblos han aumentado su media de edad durante los últimos cinco años

Los vecinos de La Riba de Escalote suman 79 años y los de Golmayo rozan los 36.

Actualizada 09/02/2017 a las 14:18
Un anciano carga con un haz de leña en Oncala, este inviernoMariano Castejón

Casi media vida separa en Soria al municipio más envejecido del que suma ahora la población más joven. Son 43,3 años los que restan entre los 15 habitantes empadronados en La Riba de Escalote, que median 79,2 años, y los 2.519 de Golmayo, con 35,9. El cálculo obedece a los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística a 1 de enero de 2016 y la diferencia hace un lustro era de 38,8 años. Es un incremento que se repite en el 80% de la provincia.

"Esto no para, cada vez hay menos gente y más personas mayores", asegura Jesús Fermín García, alcalde de La Riba de Escalote. No avanza ningún titular. Ya en el último Censo de población que realizó el INE en 2011 -se publica cada 10 años-, este municipio acaparó todas las miradas al convertirse en el más envejecido de España. Entonces los 18 habitantes de hecho presentaban una edad media en torno a los 76 años. "Nada ha cambiado", adelanta el edil ribense, que suma 60 años y reside en Berlanga de Duero.

De hecho, lo único que ha pasado es el tiempo. Y si hace cinco años la media era aquella, ahora, con siete vecinos residentes, "estará cerca de 80", avanza García. Es necesario señalar en este punto que el Padrón hace referencia a la adscripción a un municipio concreto y el Censo a quienes residen en ese lugar. En este caso, si se comparan las cifras de los empadronados -aquellas que nos ocupan-, la media aumenta un año por cada otro que avanza en el tiempo.

El patrón, en mayor o menor medida, se repite en más de tres cuartos de la provincia. Es decir, el 78% de los 183 municipios (143) ha aumentado su media de edad a la par que se reducía su población. Hasta 13 años han sumado los vecinos de Aldealpozo. De 50 a casi 63 años, con 21 habitantes menos. Han sido 12 años en Villanueva de Gormaz (de 50 a 62) y casi ocho en Retortillo de Soria (de 57 a 65 años).

En total, todos los municipios que han envejecido en este tiempo han perdido un 5,8% de su población (5.035) y un 97,1% de la merma de toda la provincia, que se cifra en 5.183 habitantes (de 95.223 a 90.040 personas). Entran en esa cuenta los 386 vecinos que ha sumado Golmayo, los 44 de Castillejo de Robledo, los dos de Cañamaque y uno de Hinojosa del Campo.

En el otro lado de la lista, quedan Gormaz, Valdelagua del Cerro o Aldealices, que han reducido la edad media de sus habitantes en un lustro entre siete y seis años. Sus habitantes cuentan ahora con 45,8, 46,6 y 53,9 años, respectivamente. También han aumentado su población, en cinco (son 26 en total), dos (20) y cuatro personas (29).

En cualquier caso quedan lejos del propio municipio de Golmayo, que aunque ha aumentado un 1,7% su media de edad, queda con 35,9 años como el más joven de Soria. Más de 10 años por debajo de la media provincial, que ha pasado en este tiempo de 45,4 a 46,6 años. Le siguen Garray, Ólvega, Buitrago y Soria, con entre 41 y 43 años. De todos estos, solo el primero ha conseguido reducir la cifra en unos cuantos meses.

Los 41 pueblos que han ‘rejuvenecido’ no suman más de 200 habitantes, excepto Garray. Once han ganado población con 194 personas más en total, mientras que los otros 30 han visto mermado su Padrón en otras 342.





Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo