Medio Ambiente

La provincia almacena casi 33 millones de toneladas de CO2 , por un valor de 830 millones de euros

Soria ocupa el segundo lugar en Castilla y León por detrás de Burgos, con casi 37 millones 

Actualizada 08/03/2017 a las 09:44
La mayor parte de la superficie certificada es de monte de utilidad pública.Mariano Castejón

La provincia de Soria tiene una capacidad de almacenamiento de dióxido de carbono de casi 33 millones de toneladas, y ocupa el segundo lugar en Castilla y León por detrás de Burgos, con casi 37 millones de toneladas. No obstante, son datos del Tercer Inventario Forestal Nacional, un proyecto realizado entre los años 1997 a 2007, a falta de concluirse el Cuarto Inventario, en el que se espera que las cifras aumenten al haberse incrementado la superficie arbolada.

Además, la fijación de carbono como valor medioambiental se cuantificó en 830 millones de euros, una sexta parte del valor de todo el monte de Castilla y León, 4.600 millones de euros, tal y como refleja el Tercer Inventario Forestal Nacional.

Los bosques, en su crecimiento, fijan enormes cantidades de CO2 y compensan parte de las emisiones que genera la actividad humana. A modo de comparativa, una hectárea de pino absorbe alrededor de 180 toneladas de dióxido de carbono. Porque las emisiones de gases de efecto invernadero son inherentes y continuas a la actividad humana. Toda la sociedad contribuye a la generación de emisiones de gases de efecto invernadero con su actividad cotidiana (lo que se llama huella de carbono).

Según estimaciones del Observatorio de la Sostenibilidad, y a la espera de los datos oficiales, el año pasado en todo el país se emitieron entre 328 y 329 millones de toneladas de CO2 equivalente, de modo que se podría decir que la masa forestal de la provincia contribuye a absorber una décima parte, motivo por el que hay que tener en cuenta de una vez estos beneficios medioambientales que reportan al conjunto de la sociedad.

La Asociación Forestal de Soria (Asfoso) fue pionera en reclamar una compensación por descontaminar mediante la campaña 'Quien contamina paga'. Asfoso luchó por conseguir que se reconociera la función que ejercen los montes para la sociedad y que ésta debía ser reconocida y retribuida, fuesen públicos o privados, a través de la Ley de Fomento de montes arbolados de Castilla y León aprobada en 1994, que se iba a traducir en una compensación económica por la emisión de oxígeno a la atmósfera y por tanto purificación del aire, pero quedó pendiente la publicación del reglamento para aplicar la normativa y en 2009 fue derogada con la Ley de montes de Castilla y León.

Desde entonces ha seguido luchando para lograr el reconocimiento por parte de la sociedad de los servicios ambientales de los bosques, en concreto, su papel de sumideros de dióxido de carbono. La Asociación Forestal de Soria constituyó, junto con la Asociación Forestal de León y el Ayuntamiento de Coca (Segovia), una Plataforma Nacional que, bajo el lema 'Si quien contamina paga, quien descontamina debe cobrar', realizó un importante trabajo de sensibilización.

Un life transnacional

Cesefor participa desde hace un año en un proyecto Life transnacional que persigue abrir un mercado de carbono. Se llama 'LIFE Forest CO2 -Cuantificación de sumideros de carbono forestal y fomento de los sistemas de compensación como herramientas de mitigación del cambio climático', cuyo objetivo es que las empresas de la Comunidad Autónoma puedan mitigar sus emisiones de CO2 a la atmósfera con la compra de créditos en bosques de pino pinaster. El estudio transnacional promueve, en última instancia, la apertura de un mercado de compra directa de créditos de carbono, como forma de mitigar el cambio climático.

En el primer año, a partir del estudio en masas de Pino negral ('Pinus pinaster'), el responsable del proyecto de Cesefor, José Luis Villanueva, afirma que se ha constatado que «la aplicación de selvicultura aumenta siempre la fijación de carbono procedente del CO2 atmosférico. Esta diferencia se debe fundamentalmente a los productos de madera que se obtienen gracias a la aplicación de selvicultura, los cuales almacenan en su interior durante más tiempo este carbono». Indica que «en general en todos los casos mediante la aplicación de selvicultura se aumenta la fijación de carbono, aunque esta mejora depende de la tipología de masa y de la calidad de estación donde se ubique».

La segunda fase del proyecto, que acaba de comenzar, está centrada en concienciar a las empresas de la importancia del cálculo, reducción o compensación de su huella de carbono. Para ello, ofrece asesoramiento a cualquier empresa interesada en este tipo de actuaciones. «Acabamos de empezar con esta fase, tenemos previsto en breve comenzar los contactos con las diferentes asociaciones empresariales», añade Villanueva. No obstante, señala que «desde el punto de vista de imagen de la empresa y la responsabilidad social corporativa, cada vez más empresas están concienciándose en este tipo de actividades».

Reconoce que, actualmente, la compensación de emisiones y el pago por ello ya es una realidad centrada en proyectos de compensación con plantación de nuevos bosques. «Es fundamental seguir avanzando en esta línea con la promoción de proyectos de compensación orientados a la gestión forestal, ya que diferentes estudios están demostrando la mejora en la fijación de carbono en los bosques que tienen una selvicultura adecuada».

Maderea, una plataforma dedicada a fomentar el mercado de la madera nacional y a centralizar la información sobre cualquier producto de la madera, apuesta por ordenar y regular los montes, porque «no sólo es rentable económicamente, sino que también lo es desde el punto de vista social o medioambiental. Una adecuada gestión forestal contribuye, además de a sostener un potente sector industrial como el de la madera, a prevenir incendios forestales o plagas», indica Isabel María Llorente, ingeniera forestal de esta plataforma, quien destaca de Soria su cultura forestal muy por encima de la que hay en el resto del país, sobre todo su relación histórica con los bosques. Insiste en la importancia económica y social de la industria de la madera, un sector que en Soria ha sido referente durante años como dinamizador de la zona rural con el empleo generado y el mantenimiento de los pueblos. «Esas empresas y trabajadores son los primeros interesados en cuidar las masas forestales porque de ellas depende su materia prima», añade.





Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo