San Juan 2015 San Juan 2015

San Juan 2016

Las Juradas de Santa Catalina deciden renunciar por la presión y la falta de cambios inmediatos en la ordenanza

María del Carmen y María Isabel comunicaron su abandono al resto de Alcaldes de Barrio en persona.

Actualizada 18/01/2016 a las 10:30
Carmen Pérez y María Isabel Reyes, al margen, antes de la polémica primera reunión de los Jurados de 2016Mariano Castejón

La decisión parece ya tomada. María del Carmen Pérez Ortega y María Isabel Reyes Cabrera harán oficial este lunes su renuncia a la Alcaldía de Barrio de Santa Catalina. Solo "un cambio de última hora" haría que continuasen. La voluntad de no alterar la ordenanza sanjuanera hasta pasadas las fiestas ha sido "la gota que ha colmado el vaso". El detonante, no obstante, han sido los insultos y las amenazas vertidas sobre ellas y sus familiares. También critican la "falta de apoyo" institucional. Aunque Reyes "seguiría", Pérez dice tenerlo claro. No en vano, comunicó su decisión al resto de Jurados voluntarios el viernes. Lo hizo en persona y a través de un wasap dirigido a los Alcaldes de Barrio. "Con esto que ha dicho el alcalde ya está decidido. Dimitimos. Al año que viene lo mismo estamos otra vez dando guerra. A ver si tenemos suerte y nos tocan unos Jurados como vosotros. Os agradezco vuestro apoyo de corazón", reza el mensaje.

Reyes, por su parte, informó a sus allegados por Facebook. "Santa Catalina se queda sin Juradas. Tiramos la toalla, no podemos más. Doy las gracias a las personas que nos han respaldado y ayudado, pero no podemos más. Es luchar contra marea", manifestó.

Pérez y ella esperan que los insultos cesen una vez que hagan oficial su renuncia. Si los problemas continúan no descartan emprender acciones legales. Ambas creen que "la cosa se ha ido de madre", ya que las amenazas han afectado directamente a hijas y nietos. En este tiempo han tenido que oír "de todo". "Nos han llegado a decir que boicotearían la Cuadrilla y que nos freirían a huevazos en los desfiles", reconoció Reyes. A Pérez le afectó especialmente ver llorar a su hija. "Se me cayó el alma a los pies. Se han metido hasta con mi madre", indicó.

Aunque María Isabel esperaba poder convencer a su amiga antes de oficializar su renuncia, finalmente se impondrá "la realidad". Al rechazo mostrado por parte de la población habría que sumar el recurso que podría plantear la Asociación de Jurados de Cuadrilla. Esto, de acuerdo con Pérez, haría que su candidatura quedase paralizada a la espera de una resolución judicial que tardaría entre dos y tres meses. "Así es imposible. No se puede montar una Cuadrilla en una semana", dijo.

Las Juradas lamentan el discreto apoyo mostrado por Carlos Martínez a su candidatura. "Ha tenido seis meses para cambiar la ordenanza y no lo ha hecho. Tampoco ha llamado para preguntar cómo estábamos. Sabía que iba a haber polémica, pero se ha lavado las manos al dejar decidir a la Cuadrilla. Ha dejado que esto creciera", opinó. Ella no se arrepiente de haberse postulado junto a su amiga. De hecho, su intención es volver a apuntarse en 2017, una vez se haya modificado el documento. "Así seremos Juradas de pleno derecho", afirmó.

Las voluntarias han terminado por considerar que "no hay necesidad" de aguantar semejante presión. "No ha habido más que problemas", aseguraron. María Isabel dice haber tenido el apoyo incondicional de su entorno. Su amiga, sin embargo, parece no haber tenido mucha suerte. Su continuidad habría tenido consecuencias inmediatas, ya que al menos un Alcalde de Barrio tenía intención de borrarse de la lista.

Reyes y Pérez eran conscientes de que su candidatura generaría polémica, pero jamás imaginaron que llegarían a recibir amenazas. Los insultos han procedido, en su mayoría, "de gente de la calle". Pese a todo, Pérez está dispuesta a colaborar. En su mensaje de Whatsapp, por ejemplo, afirma que se apuntará "a todas las cuadrillas" como "simpatizante". "El espíritu sanjuanero no me lo va a quitar nadie", reconoció ayer.

Las amenazas "no iban a parar". "Eran solo el principio. Dijeron que irían a más", explicó. Sus ánimos se han desgastado "día tras día". Aunque estaban dispuestas a soportar insultos, las amenazas y comentarios despectivos hacia sus familiares han declinado la balanza. María del Carmen y María Isabel se han sentido "atadas de pies y manos" por la presión, el posible recurso de la Asociación de Jurados y la falta de respaldo. No obstante, consideran que "no va a quedar otro remedio" que cambiar la ordenanza sanjuanera. Ambas quieren dejar atrás la polémica y vivir las fiestas "como cualquier otro año".







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual