Capital

Los vecinos denuncian que el "mal estado de las aceras" en algunos barrios las hace impracticables

​La calle Eduardo Saavedra cuenta con imperfecciones producidas por las raíces de los árboles existentes, mientras que en El Calaverón son "demasiado estrechas".

V.F.S. Actualizada 13/04/2016 a las 12:26
Baldosas en mal estado en las calle Eduardo SaavedraMario Tejedor

"Apenas cabe una persona" o "son peligrosas y algún día va a pasar algo" son dos de las frases con las que los presidentes de las asociaciones de vecinos de la capital definen las aceras existentes en sus barrios.

Los vecinos que más problemas tienen a la hora de transitar son los de Los Pajaritos, especialmente cuando lo hacen por Eduardo Saavedra. Y es que aunque las aceras se encuentran "en muy mal estado", el Ayuntamiento de Soria y el Ministerio de Fomento no se ponen de acuerdo en cuanto a quién le corresponde la obligación de reparar el pavimento, en muchos casos levantado "y peligroso". "Nos hemos quejado mucho pero no hacen nada. Hasta que pase algo", lamenta el presidente de la asociación de vecinos de este barrio, Fernando Arévalo.

"No lo damos por perdido, seguiremos reivindicando que lo arreglen, pero somos conscientes de que por ahora se pasan la pelota los unos a los otros", lamentó.

Para Arévalo, "si se quiere hacer un acuerdo se hace", comentó instando a las administraciones nacional y local a "entenderse" y mejorar las aceras de esta calle, considerada travesía. "Lo más importante es prevenir que pueda ocurrir algo, porque algún día pasará", aseguró.

El presidente vecinal explicó a HERALDO que al hecho de que las baldosas sean "antiguas" hay que sumar la existencia de "árboles cuyas raíces están levantando las aceras". "Habría que estudiar de qué manera intentar solucionar ese problema. Tal vez podría colocarse un suelo más flexible en las cercanías de los árboles", comentó.

El barrio del Calaverón es otro cuyas aceras no acaban de cubrir las necesidades de los vecinos, aunque en este caso por un motivo diferente, el ancho de las zonas habilitadas para que transiten los viandantes.

"El problema que tenemos nosotros es que en algunas zonas del barrio las aceras son tan estrechitas que sólo cabe una persona. Y ni tan siquiera puedes ir con un cochecito de bebé o en silla de ruedas", lamentó la presidenta de la asociación de vecinos, Teresa Gonzalo, lo que obliga en muchas ocasiones a transitar por la calzada.

Además, en otros puntos, las farolas se encontraban ubicadas "en medio de la acera", dificultando aún más el tránsito. "Eso ocurría en Venerable Carabantes pero hace unos diez días solucionaron ese problema", comentó.

Respecto a las aceras en las zonas de nueva construcción existentes en El Calaverón, Gonzalo explicó que "son más decentes". "El problema es que nuestras calles son bastante estrechas y sólo cabe un vehículo y lo mínimo de acera por cada lado", afirmó. "Es imposible ampliarlas", sentenció.

Otras aceras de la capital también muestran su peor cara. Las escaleras ubicadas en la puerta de acceso al antiguo conservatorio de música, en la N-234, han tenido que ser valladas recientemente debido al mal estado en el que se encuentran. También la calle Real o El Collado cuentan con numerosas baldosas rotas, -algunas se han comenzado a reparar esta semana- que además de ofrecer una mala imagen pueden hacer que el paseo finalice de manera peligrosa.

Otras reivindicaciones

Otra de las peticiones realizadas por la Asociación de Vecinos de Los Pajaritos radica en la falta de pasos de peatones para cruzar la parte baja de la calle Eduardo Saavedra, que entronca con la carretera de Madrid. "Desde la estación de trenes y hasta el Mercadona no hay ningún paso de cebra, algo que llevamos tiempo pidiendo, y la gente transita por los jardines del inicio de la calle Almazán para cruzar porque no hay mucha más opción", explicó. Por ello han solicitado al Consistorio la creación de un paso de peatones por este lugar, por el que los viandantes "ya han hecho un sendero al pasar constantemente".

También lamentó "los problemas" que se generan en algunas de las calles del barrio, como el Camino de los Toros o en las ubicadas frente a la estación de ferrocarril. "En el Camino de los Toros hay problemas al ser de doble sentido ya que apenas cabe un vehículo, y a ello hay que sumarle que por ese lugar transitan camiones", señaló. Como solución, el presidente de la asociación vecinal apostó por "que cada calle sea de un único sentido". "Si una va en una dirección, que la siguiente vaya en la contraria", añadió.

Y la misma solución existiría para las calles de la barriada ubicada frente a la estación de tren. "Son de doble sentido pero están inhabilitados porque la gente aparca a ambos lados y sólo puede pasar un vehículo al mismo tiempo", expuso.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo