Capital

La Junta ordena la paralización de los depósitos de residuos que realiza Rebi en la zona del Mirón

Agerdcyl ha informado nuevamente a la Delegación tras detectar que la empresa continúa acopiando y triturando escombros sin tener en cuenta la resolución.

Actualizada 21/06/2016 a las 11:06
Los residuos acumulados por Rebi y Amatex en la zona del Mirón.Mariano Castejón

La Junta de Castilla y León ha ordenado la paralización del "depósito incontrolado de residuos de demolición" en el paraje del Mirón que ha realizado Rebi, S.L. y Amatex, S.A.U. tras la denuncia que interpuso a Asociación de Gestores de Residuos de Construcción y Demolición de Castilla y León (Agerdcyl) el pasado mes de mayo al comprobar las "reiteradas infracciones" en la gestión de residuos acometidas por dichas empresas.

La resolución remitida por la Delegación señala que, según el informe de los agentes medioambientales, en la parcela 6 del polígono 34 del Mirón "existe un depósito de 9.000 metros cúbicos de escombros" consistentes en hormigones, cementos, asfalto, tierras y piedras procedentes de las obras de apertura de zanjas que se está ejecutando en Soria para la instalación de una red de calor.

La gestión correcta pasaría por entregar los residuos al gestor autorizado, pero "en ningún caso", según indica el informe, está previsto un almacenamiento de residuos de construcción y demolición (RCD) en parcelas que no formen parte de una instalación de gestión autorizada, con las condiciones necesarias para garantizar que no afecta al medio ambiente.

No obstante, según informó Agerdcyl a HERALDO, pese a la orden de paralización de la Junta, Rebi y Amatex "siguen actualmente con el acopio de residuos de construcción y demolición además han comenzado el machaqueo de escombros y la trituración de madera".

La resolución de la Junta indica que si la intención de Rebi y Amatex es triturar en dicha parcela los residuos de demolición generados en las obras para la instalación de una red de tuberías de calor, y con los áridos obtenidos rellenar las zanjas abiertas, se estaría realizando un reciclaje de los RCD de obra civil en la misma obra "sin la pertinente autorización de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente".

Considerando que la empresa también ha recibido la resolución de la Junta, al igual que Agerdcyl, "vemos que es una provocación a la correcta gestión conociendo que la administración no pone los medios necesarios y que la multa, como viene siendo habitual, compensa con creces el coste de la incorrecta gestión. Es más barato pagar y seguir al margen de la ley", señaló la asociación de gestores de residuos. En esta tesitura, Agerdcyl ha puesto estos nuevos hechos en conocimiento de la Delegación Territorial de Medio Ambiente y de su delegado territorial, Manuel López Represa, y están a la espera de la respuesta.

La asociación considera que el depósito de los escombros en la parcela supone un incumplimiento de la normativa de residuos general de la Ley 22/2011 de Residuos y Suelos Contaminados, y el RD 105/2008, del 1 Febrero, que regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición, que deben someterse a los correspondientes procedimientos de valoración y tratamiento; en este sentido la norma establece que "toda acumulación de RCD, debe realizarse por personas que cuenten con las oportunas autorizaciones administrativas, de gestor de residuos de demolición y construcción".

Sanciones

"Ahora la administración tendrá que comprobar que Rebi y Amatex están incurriendo en un delito y aplicar las sanciones correspondientes", indicó Agerdcyl.

La asociación señala que existen dos faltas: el delito medio ambiental al que se suma una desobediencia administrativa de rango superior que ya no tiene que ver con el medio ambiente.

"Se trata de una provocación a la ley en materia de residuos y por otro lado existe un claro caso de contumaz desobediencia a una orden escrita, no sólo se comete la falta con el producto", precisó la asociación.

Los RCD no son solo tierra y piedras, son escombros en los que puede haber restos de amianto, asfalto y lacas, entre otros productos tóxicos que gestionados sin autorización pueden provocar daños medio ambientales en la ciudad. "La desgracia es que la falta de una vigilancia y ejecución de las acciones lleva a que, para muchos empresarios, sea más barato pagar las multas y seguir incumpliendo con la norma. Son obras por las que las empresas reciben importantes cantidades de dinero que conllevan a un enriquecimiento ilícito. Esa es la desgracia del sector medioambiental", acotó Agerdcyl.

La asociación considera que el gasto por la gestión de los residuos no es onerosa ya que por cada tonelada se paga entre 8 y 10 euros, "un gasto que el constructor debería acotar como parte del coste de la obra. Realmente se trata de cifras ridículas", indicaron desde Agerdcyl.

Asimismo, responsabiliza a los ayuntamientos al incumplir con Real Decreto 105-2008 y no pedir oportunamente a las constructoras un informe de cómo gestionarán los RCD y el aval correspondiente cuando presentan la solicitud de obra.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual