Obras

El Consistorio no prevé dar salida inminente al suelo junto al Castilla

Una vez adjudicado, el derribo del resto dee barriada se realizará en dos meses

Actualizada 22/07/2016 a las 19:07
Etiquetas
Los tres inmuebles destinados a la demolición y el ejecutado en la barriada al fondoMariano Castejón

Los tres edificios que aún quedan de la barriada de casas municipales junto al instituto Castilla permanecerán un tiempo en pie, antes de que la empresa que resulte adjudicataria del concurso para su demolición entre con las máquinas. De los más de 6.000 metros cuadrados de suelo, la mitad es propiedad del Consistorio, después de que permutara lo demás con una de las empresas del solar anexo al mercado, con el fin de conseguir más superficie pública. El destino de esos algo más de 3.000 metros no pasa por permanecer en el inventario municipal, sino que pasarán a manos privadas.

De momento, explicó el concejal de Urbanismo, Javier Antón, no está previsto que la operación se promueva de manera inmediata. Y tampoco está clara su fórmula. A la enajenación, como se hizo con el suelo en el que se alza ya un edificio de viviendas frente al instituto, cabe sumar la "posibilidad de permuta». Por ahora, desde el equipo de Gobierno "no nos lo hemos planteado», si actuar en un sentido u otro. Antón remitió la cuestión a una vez finalizados todos los trámites para poner en marcha el nuevo mercado de Bernardo Robles.

Con la crisis, la venta de parcelas públicas no ha sido especialmente provechosa e incluso para la ya edificada frente al centro educativo costó encontrar comprador. Los 3.400 metros cuadrados se enajenaron tras un primer concurso que quedó desierto en 2012. Al año siguiente, con un procedimiento negociado, el Consistorio obtuvo 1,6 millones por el suelo donde se alzaban dos de las antiguas viviendas.

Son tres las que se eliminarán una vez se haya resuelto el concurso para demolerlas. Con ello desaparecerán las casas edificadas a finales de los años 40 para empleados municipales. Alzados en mampostería, los dos primeros bloques sucumbieron a las máquinas en septiembre de 2013. En 2014 el Consistorio llegó a un acuerdo para trasladar a los últimos inquilinos que tenían derecho a residir allí.

Con un presupuesto de casi 205.000 euros, el derribo tendrá que esperar a que haya un adjudicatario. Eso sí, una vez formalizado el contrato la zona quedará convertida en un solar en un máximo de tres meses. Y es que la empresa tiene un máximo de dos meses para la ejecución material, que comenzará tras la firma del acta de replanteo. Este paso se dará como mucho en 30 días tras rubricarse la relación contractual.


En perpendicular

A diferencia del edificio frente al Castilla, la ordenación del resto de la zona nada tendrá que ver con el trazado antiguo, bloques en paralelo. Los más de 6.000 metros cuadrados se distribuyen en dos parcelas, perpendiculares a ese inmueble. La que cuenta con propietario privado como consecuencia de la permuta del mercado tiene como frentes las calles Cronista Rioja y Diego Laínez y una edificabilidad máxima de 3.360 metros cuadrados según consta en el convenio publicado en octubre de 2014.


La venta de aprovechamientos ha reportado modestos ingresos al Consistorio en los últimos años y, en la zona, está el antecedente de las dificultades para vender el que miraba al instituto. No obstante, el concejal de Urbanismo se mostró optimista en cuanto a las posibilidades de los 3.000 metros cuadrados que allí le quedan al Ayuntamiento, cerca de la Dehesa y las instalaciones deportivas. Bien con venta, bien con permuta, no deja de ser una "zona interesante"para los constructores.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo