Medio Ambiente

Las cigüeñas regresan a la torre de la iglesia de El Royo frente a la "ineficacia" de pastores eléctricos y púas

Las aves vuelven al edificio después de una inversión de "cerca de 10.000 euros".

Sara I. Belled Actualizada 17/02/2016 a las 12:39
Las cigüeñas han vuelto a lo alto de la torre de la iglesia de El RoyoAsden

Las cigüeñas han vuelto a lo alto de la Iglesia de Nuestra Señora de la Esperanza, en El Royo, dos meses después de que se retirasen seis de los siete nidos que amenazaban con su peso la estructura de la torre y se colocase un pastor eléctrico y púas para rebajar la incidencia de estas aves en el templo. Una actuación en la que la institución eclesiástica invirtió "cerca de 10.000 euros", según explicó a HERALDO el párroco de la localidad, Abel Gómez.

"Retiramos los nidos y rebajamos el que estaba más arriba -medía cerca de 1,20 metros-, pusimos las púas y el pastor eléctrico y, aún así, han vuelto", explica el párroco, con cierta resignación al contar que incluso ha visto a alguna de las aves posarse encima del cable electrificado (a una potencia moderada).

Ni la colocación de "cuatro o cinco postes de cría" a las afueras del pueblo -algunos de los cuales son frecuentados por alguna pareja- ha conseguido que las cigüeñas, declaradas especie protegida, abandonen lo alto de la torre de la iglesia. Una situación frustrante que puede hacer peligrar la tranquilidad del municipio. "Ahora se colocan sobre los pivotes y desde ahí ponen algunas ramas", explica Gómez.

El miedo no es infundado, ya el verano pasado uno de los nidos, de unos 300 kilos, cayó desplazado por una fuerte corriente de aire y acabó en el suelo, arrastrando con él uno de los bolardos que decoran la torre.

A viva voz, rota, curtida por el tiempo, cantaba Chavela Vargas (1919-2012) aquello de que uno vuelve siempre a los viejos sitios donde amó la vida. Volver, como volvió a España la mejicana, a su querida Residencia de Estudiantes de Madrid, antes de fallecer, siempre se vuelve. Como también han vuelto las cigüeñas a la torre de la iglesia de Nuestra Señora de la Esperanza, sin previsión ni mal augurio de que, como la artista, comiencen dentro de poco su último viaje.

El éxodo invernal de estas aves ya hace varios años que no es tal. Como explica Carlos González, portavoz de la asociación ecologista Asden, las cigüeñas "han variado su comportamiento" y, a pesar de que agosto o septiembre suele ser el mes idóneo para marchar a zonas más cálidas, "hay muchas que vuelven antes de lo habitual o que no llegan a irse si aquí tienen más facilidad para encontrar comida que en los lugares donde solían ir". Según la Sociedad Española de Ornitología (SEO/BirdLife), de las 7.500 cigüeñas contabilizadas en España en el invierno de 1995, se pasó a las más de 31.000 aves en el año 2004. Un número que ha seguido creciendo.

"La virtud está en encontrar un término medio", advierte González en relación a la reubicación de estas aves. "Nadie tiene claro cómo actuar, porque al final hacen lo que quieren, aunque retirar esos nidos en agosto, cuando se van, hubiera sido un buen inicio".







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo