Pinares

Sementales para mejorar la genética equina

​La parada, dependiente del Centro Militar de Cría Caballar de Zaragoza, ha trabajado en Covaleda dando servicio a zonas de Burgos, La Rioja y la propia zona de Pinares cerrando la temporada con unas 50 yeguas preñadas.

Raquel Fernández Actualizada 21/06/2016 a las 12:00
Etiquetas
Uno de los ejemplares desplazados a Pinares con el Centro Militar de Cría Caballar de Zaragoza.Raquel Fernández

Hornazo, Albor, Cerbal y Dublin -dos caballos bretones de tiro, un pura raza español y un burro catalán- han hecho ya su labor y pueden irse satisfechos del trabajo realizado en la comarca de Pinares. Y es que durante estos tres últimos meses, estos cuatro animales pura raza han estado prestando sus servicios en la Parada de Sementales de la localidad de Covaleda con una función más que definida: dejar una importante huella genética equina para evitar la degeneración y mejorar el tamaño, funcionalidad y productividad de los caballos y burros nacidos en las áreas rurales.

En total, en torno a medio centenar de yeguas han sido inseminadas con éxito durante este tiempo mediante un trabajo que se lleva realizando desde hace décadas en esta localidad y que mucho ha cambiado a cómo se hacía antiguamente. "Antes el animal montaba a la yegua, ahora se le extrae el semen y no hay ningún contacto entre los animales impidiendo así la transmisión de enfermedades venéreas o infecciosas", señala Emilio Escarti Gómara, teniente coronel de Caballería DEM y jefe del Centro Militar de Cría Caballar de Zaragoza del que depende esta Base de Inseminación de la localidad de Covaleda.

Dos personas han dirigido, desde el mes de abril, este centro tan especial covaledense, -que ha dado servicio a todos los pueblos de la zona de Pinares y que también ha tenido Puntos de Inseminación en Quintanar (Burgos), Villoslada de Cameros y Lardero (La Rioja), y Vinuesa-, con el objetivo final de inseminar al mayor número de yeguas posible con sementales selectos del Estado.

Ellos son el alférez reservista Jesús Forga y el subteniente Antonio Cerro, especialistas en cría caballar, quienes tendrán que esperar al año que viene para descubrir los resultados con los nacimientos de los potros. "El proceso que hemos estado llevando a cabo es sencillo y muy económico para el ganadero que desde 58 euros puede conseguir semen de pura raza. Las yeguas que acuden a la parada y las que se controlan en los distintos puntos de inseminación de la zona se evalúan ecográficamente cada dos días para realizar un seguimiento folicular en sus ovarios y determinar el momento de la ovulación y su inseminación", explican Cerro y Forga, "los lunes, miércoles y viernes extraíamos semen de los tres caballos y el burro a primera hora de la mañana para después aplicárselo a cada yegua cada dos días, que es el tiempo de vida del semen una vez refrigerado".

Para seleccionar las razas destinadas a la Parada de Covaleda se ha tenido en cuenta la tipología de yeguas de la zona, las demandas de los ganaderos, las mejoras genéticas programadas en la cabaña lugareña que se pretende estimular, el uso caballar característico de la zona de Pinares y sus recursos. "En concreto para el perfil de la zona de Pinares se pensó en un catálogo de sementales para actuar con permanencia máxima de cuatro años para cada uno y así, con rotaciones, evitar que cubran a sus propias hijas y atenuar la consanguinidad y conseguir mejora ganadera", añade el teniente coronel.

Al próximo año, por el mes de abril volverán a abrir este centro para de nuevo comenzar una nueva campaña de inseminación. Toda una labor que será garantía de calidad para el futuro de la ganadería de la comarca de Pinares.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual