Pueblos en Fiestas

Los vecinos de Duruelo despiden a Santa Marina

Las fiestas concluyeron ayer con la romería en el raso de Santa Marina y con la celebración de la ronda en la que participaron centenares de mozos

Raquel Fernández Actualizada 19/07/2016 a las 12:26
Etiquetas
Momento de diversión en el último día de fiestasRaquel Fernández

Una multitudinaria, colorida y alegre ronda popular protagonizó la mañana de este lunes en la localidad pinariega de Duruelo de la Sierra con motivo de sus fiestas de Santa Marina.

Una celebración considerada ‘pequeña’ -en septiembre son las fiestas mayores del Santo Cristo de las Maravillas- pero que cuenta con tradiciones importantes llenas de historia y emotividad que la hacen especial y muy querida por todos los vecinos.

Este lunes de nuevo, en una edición más, los durolenses volvieron a demostrar ese cariño hacia Santa Marina y no faltaron a su cita en una jornada que estuvo marcada sin duda por una ronda popular muy calurosa en la que participaron centenares de mozos, todos ellos dirigidos por los mayorales David Fernández y Ricardo Hernando, dos mozos de 28 años elegidos por los del año anterior que, con vara de avellano en mano, tuvieron que hacerse respetar para evitar que los mozos se escapasen de la ronda durante todo el recorrido por las calles.

Para este labor, que se vive como un divertido juego, los mayorales contaron como cada año con la ayuda de los motriles, los quintos que cumplen 18 años y que con cinto en mano también ‘castigaron’ a los mozos más alborotadores. Una tradición de la que se desconoce muy bien su origen, pero que recuerda a otras en las que la característica común es la de representar por un lado un cierto descontrol -el de los mozos- y por otro una figura -el mayoral- que pretende todo lo contrario: el orden y la obediencia.

La ronda contó también como marca la tradición con la música de las guitarras y bandurrias. Este sonido y las peculiares cancioncillas, de creación durolense muchas de ellas, son sin duda parte ineludible de este festejo ya que sin estos músicos locales no podría llevarse a cabo la ronda popular a la que acompaña todo el pueblo ayudando a cantar durante todo el recorrido. "Tenemos integrantes de todas las edades, desde bien jóvenes hasta mayores, algo que es señal de que la tradición se va inculcando también en las nuevas generaciones para evitar que se pierda esta fiesta que es única y que no se le ha dado todavía el reconocimiento que merece", señaló Julio Hernando, concejal de Cultura de la localidad.

En torno a una hora duró la ronda que terminó en el puente del río Triguera. A su finalización todos los mozos se dirigieron hasta el raso para comer en hermandad donde también comieron las autoridades. Las mozas de Duruelo también se reunieron, como vienen haciendo desde hace algunos años, en uno de los restaurantes de la localidad. En torno a 150 mozas se dieron cita en esta comida que se completó con su llegada al raso de Santa Marina a media tarde donde la música y la diversión se alargaron hasta entrada la noche, momento de regresar al pueblo con la imagen de Santa Marina y de culminar el festejo con verbena en la plaza.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual