Toros

Medinaceli celebra y defiende su Toro Jubilo, una tradición milenaria

Alrededor de cuatro mil personas presenciaron este sábado por la noche la celebración taurina.

Efe. Juan Carlos Hervás Actualizada 16/11/2015 a las 09:42
Etiquetas
Alrededor de cuatro mil personas presenciaron este sábado la celebración del Toro Jubilo en MedinaceliEfe. W.García

Alrededor de cuatro mil personas han presenciado este sábado por la noche la celebración del Toro Jubilo en Medinaceli, un festejo para los que los antitaurinos han gritado de nuevo por su abolición y que este pueblo soriano ha defendido por ser una arraigada seña de identidad.

El único toro de fuego que pervive en Castilla y León, y que desde 2002 está reconocido por el Gobierno regional como "espectáculo taurino tradicional" ha estado este año rodeado de fuertes medidas de seguridad, con presencia generosa de fuerzas de orden público, tras los incidentes registrados el año pasado, en el que medio centenar de antitaurinos, llegados de varios puntos de España y convocados bajo el lema "Okupa Medinaceli", boicotearon durante casi una hora su celebración, tras encadenarse algunos de ellos al palo donde se ata al toro.

Este año ha vuelto a registrarse mucho movimiento en las redes sociales y finalmente han acudido medio centenar de antitaurinos a la plaza Mayor de esta histórica villa soriana, en donde su acceso al improvisado albero ha sido impedido por las fuerzas de orden público y por un cordón de seguridad integrado por vecinos del pueblo.

Los antitaurinos han gritado "Toro Jubilo, abolición" y "Medinaceli, vergüenza nacional".

Previamente a la celebración del festejo, la asociación del Toro Jubilo y el Ayuntamiento de Medinaceli han organizado una charla en el Palacio Ducal en la que varios ponentes han resaltado los fundamentos de una tradición milenaria.

El archivero municipal del Ayuntamiento de Soria y estudioso de los temas sorianos, José Antonio Martín de Marco, ha subrayado que el jubilo es posiblemente el toro más antiguo de España, con orígenes celtíberos, una de cuyas tribus -los Tittos-, poblaron esta comarca y la antigua ciudad de Ocilis, situada en el cerro donde hoy se extiende Medinaceli.

"Es un toro que mañana estará pastando, tras untarle una capa de barro. De hecho los veterinarios hacen un parte después del festejo y dicen que no tienen ninguna quemadura", ha resaltado.

El alcalde de Medinaceli, Felipe Utrilla, ha señalado que, a pesar de estos argumentos y la movilización del pueblo, los antitaurinos seguirán insistiendo en abolir todas las fiestas que tienen al toro como protagonista.

El Ayuntamiento medinense había previsto inicialmente instalar esta noche una doble barrera en la plaza Mayor para evitar que los antitaurinos volvieran a boicotear el festejo, pero finalmente no se ha colocado ante la falta de espacio en este espacio urbano.

Lo que sí ha hecho la corporación es aprobar una ordenanza que sanciona más gravemente para "el que quiera boicotear una tradición, que antes se lo piense".

"Polvorín", un toro de 450 kilogramos procedente de una ganadería de Gallur (Zaragoza), ha protagonizado esta noche esta tradición que los vecinos medinenses llevan "en la sangre y en el alma" y que siguen reproduciendo como les enseñaron sus antepasados, ha recordado el alcalde.

Los preparativos de esta noche mágica para Medinaceli comienza horas antes cuando una veintena de mozos prepara artesanalmente el armazón, denominado gamella, y la mezcla de las bolas incendiarias -azufre, aguarrás y estopa- que se han colocan al toro.

A las once y media, uno de los mozos ha cortado finalmente la soga al que ha sido instantes antes amarrado el toro, para que, una vez encendidas las bolas, el animal haya iniciado sus carreras por la plaza, hasta que se han apagado las bolas, para regresar al toril e, indultado, volver a la dehesa de procedencia.

Los primeros documentos escritos sobre el jubilo de Medinaceli indican que el toro se corría en honor de visitantes ilustres que llegasen a la villa o para celebrar acontecimientos importantes, como se hizo el 29 de septiembre de 1599 en honor al rey Felipe III y su esposa que, a la vuelta de su viaje de novios, estuvieron en Medinaceo de 1837, para solemnizar la jura de la Constitución española de aquel año

El Toro Jubilo se celebra, desde finales del siglo XVIII, de forma ininterrumpida y al menos una vez al año, con la festividad de los Cuerpos Santos, cinco mártires (Arcadio, Probo, Pascasio, Eutiquiano y Paulilo), cuyos cuerpos fueron traídos a la villa después de haber sufrido martirio en el norte de África.







Menu pie Soria

© SORIA IMPRESIÓN,S.A
Teléfono 975 233 607 / - El Collado, 17, 42002 Soria - CIF: A42125252 - Inscrita en el Registro Mercantil de Soria, tomo 63, Libro 10 de la Sección General, hoja SO-244, Inscripción 1ª
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo